{DR MAIQUI FLORES % title %}
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

SUSAN CAIN: EL INMENSO PODER DE LOS INTROVERTIDOS

Publicado en por Maiqui Flores

susan-cain.jpgCarlos Casuso, Investigación / Innovación Método Hélmer

 

En un momento en el que en nuestras sociedades cotizan al alza la extroversión y la extrema socialibilidad, casi impuestas como un mantra sobre todos nosotros, la abogada y consultora estratégica Susan Cain ha puesto en duda los principios de esta tendencia con su libro ‘Tranquilo. El poder de los introvertidos en un mundo que no para de hablar’, bestseller en los Estados Unidos. Gracias a su intervención en el TED el pasado mes de febrero, podemos acceder en un breve vídeo a las líneas básicas de su teoría


“Los introvertidos pasan inadvertidos en la guardería, la escuela y las empresas. Convivimos con un sistema de valores que yo defino como ‘Ideal Extrovertido’, que defiende que hay que ser sociable y estar siempre en primera línea. Nos gusta pensar que valoramos la individualidad, pero en realidad solo valoramos un tipo de individuo: aquel al que le gusta exponerse” (Susan Cain)


La sociedad actual nos induce a pensar que el éxito siempre es para los extrovertidos, pero según Cain la introversión tiene muchas ventajas. De hecho, grandes figuras de éxito (económico, intelectual, social…) como Bill Gates o Albert Einstein, son o fueron introvertidos.


 Es habitual que las personas más creativas en infinidad de campos sean introvertidas. Y es que el gusto por la soledad y la capacidad de concentración, caracerísticas centrales del carácter introvertido, son dos componentes indispensables para que la habilidad creativa se transforme en innovación. Mientras que los extrovertidos piensan menos las cosas y actúan más rápida e impulsivamente, los introvertidos apuestan más por la reflexión y planificación de sus acciones.


Ese estado de tranquilidad mental y social que favorece la contemplación, característico de los introvertidos, ayuda a fomentar no sólo su creatividad sino que también genera a su alrededor un clima más favorable a que los demás puedan considerarlos líderes.

“La soledad es un catalizador de la innovación” (Susan Cain)


No es que todos los líderes tengan que ser ahora introvertidos sino que, simplemente, los líderes introvertidos tienen numerosas ventajas frente a los extrovertidos. Por ejemplo, poseen una capacidad especial para escuchar a los otros. En lugar de imponer sus opiniones, las comentan, y están más concentrados en conseguir su objetivo (ya sea éste un objetivo empresarial, científico, político, o simplemente intelectual; no sólo en beneficio propio sino también de manera altruista) que en satisfacer e imponer su propio ego. Otra ventaja importante es su capacidad innata para la reflexión razonada y, una de las más importantes, son capaces de transmitir una sensación de calma en los momentos más delicados.


Mientras, nuestros entornos profesional siguen valorándonos en función de nuestra capacidad para la extroversión (el 70% de los americanos trabaja en oficinas abiertas y el espacio personal se ha reducido en las últimas cuatro décadas de 46 a 19 metros cuadrados). Vivimos un auge desmesurado de lo grupal, la gestión de equipos, los espacios abiertos en oficinas y centros educativos, sesiones de brainstorming y reuniones para todo: un entorno que no está pensado para dejar salir a la luz las capacidades de las personas introvertidas, que, sin embargo, son personas muy creativas y con una gran capacidad para la innovación si consiguen tener la privacidad y aislamiento adecuados.

Por ello Cain aconseja a centros de trabajo e instituciones educativas que promuevan espacios y situaciones para la intimidad (incluso para la soledad) y dejen de lado su obsesión por el trabajo en equipo.


Hoy más que nunca es necesario defender también las condiciones que nos permitan desarrollar la reflexión, y estas condiciones pasan por convertir las ciudades y sus arquitecturas en algo más que centros estimulantes al servicio del mercado. Tenemos que darnos la posibilidad de algo tan sencillo como darnos un paseo.

 

Incluso entre las moscas de la fruta y los gatos domésticos hay un 20% de los miembros de estas especies que podrían ser definidos como “lentos” y otro 80% a los que se considera “rápidos”. Los primeros, son más tranquilos, ahorran energía y se exponen menos, por lo que también tienen menos probabilidades de caer en las garras de un depredador. Los segundos salen a buscar comida a cualquier parte y asumen más riesgos, por lo que es más probable que sobrevivan cuando escasea el alimento. Así, según la teoría del biólogo David Sloan Wilson, ambas “personalidades animales” consiguen sobrevivir. 

Pues algo parecido sucede entre los seres humanos. Varían las cifras, pero se estima que el 30% de la población es introvertida. La psicóloga estadounidense Susan Cain ha armado un gran revuelo con la publicación de su libro Tranquilo. El poder de los introvertidos en un mundo que no para de hablar (Crown Publishers). En él hace un alegato a la introversión y defiende que, aunque nos hayan hecho creer lo contrario, tiene muchas ventajas. De hecho, grandes hombres y mujeres, como Bill Gates y Einstein, son o han sido introvertidos natos, aqui conocemos a varias personalidades que encajan en el perfil de introvertido, y al final encontrarán un test para saber si eres introvertido o no:

  

Al Gore 


“Antes de cualquier evento en público, Gore necesita un respiro”, aseguraba recientemente uno de sus asesores.

Warren Buffet


Este multimillonario estadounidense es un ejemplo de que los introvertidos son los mejores para hacer fortunas estables. Susan Cain, en su libroTranquilos. El poder de los introvertidos asegura que su intraversión es el secreto de su éxito frente a extravertidos como el propio mercado de valores Wall Street.

Mahatma Gandhi


La “resistencia pasiva”, acuñada primero por León Tolstoi fue la llave de este líder introvertido que consiguió hacer historia sin utilizar la violencia. Es un gran ejemplo de que no son necesarios grandes mítines para mover millones de conciencias.

Bill Gates


Este filántropo ha sido definido como un introvertido no tímido. Y es que los tímidos en realidad lo son por el miedo al juicio de los demás, mientras que los introvertidos simplemente se saturan con el exceso de relaciones sociales.

Rosa Parks


En su biografía la describen como de humildad radical y fortaleza callada. Esta mujer fue la primera en desafiar la autoridad en EEUU y negarse a levantarse de su asiento en el autobús para dejar sentarse a un blanco. Gracias a su gesto valiente las cosas empezaron a cambiar.

Albert Einstein


“No es que sea listo, es que dedico mucho a cada problema”, aseguraba. Y seguramente en soledad, ya que según recientes estudios científicos ambas cosas: la practica deliberada y la soledad son el mejor caldo de cultivo para la innovación. Y no hay duda de que Einstein fue innovador.

Mark Zuckerberg


No en balde, es el creador de un red para “relacionarse” en soledad. De hecho, Zuckerberg es descrito en sus biografías como un perfecto introvertido.

Lewis Carroll


La teoría de la psicóloga Susan Cain es que el personaje que llevó a la fama a Carroll, Alicia, también es una introvertida lanzada al mundo de las maravillas (la extraversión).

J. K. Rowling


El mundo de este mago, con su escuela de hechiceros, los dementores y otros elementos fantásticos, ha salido de la mente de otra introvertida.

James Matthew Barrie


Este escocés, creador de Peter Pan, registra en su biografía diversas pistas de su caracter introvertido.

Larry Page


El mundo actual no sería como lo conocemos sin la existencia de Google y este sistema operativo que llevan hoy tabletas y teléfonos inteligentes. Uno de sus creadores, Larry Page, es descrito como introvertido por Susan Cain en su libro.

ERES INTROVERTIDO? (Test) 

1. Prefiero una conversación de tú a tú a una en grupo.
2. Expreso mejor mis sentimientos escribiéndolos.
3. Me divierto en solitario.
4. Me preocupa menos la riqueza, la fama y el estatus que a la mayoría de la gente.
5. No me gusta charlar, pero sí hablar en profundidad sobre las cosas que me importan.
6. La gente me dice que escucho muy bien.
7. No me gusta mucho correr riesgos.
8. Me gusta trabajar con pocas interrupciones.
9. Me encanta celebrar mis cumpleaños con poca gente: mis mejores amigos y familiares más directos.
10. La gente describe mi tono de voz como suave y meloso.
11. Prefiero no mostrar o discutir sobre mi trabajo hasta que no está del todo terminado.
12. No me gusta el conflicto.
13. Mis mejores trabajos son en solitario.
14. Tiendo a pensar antes de hablar.
15. Cuando estoy mucho tiempo fuera de casa me siento cansado, aunque haya disfrutado.
16. Prefiero “hablar” con el buzón de voz.
17. No me gusta la multitarea.
18. Me concentro fácilmente.
19. En situaciones de aprendizaje, prefiero las lecturas a los seminarios.

Resultado: Eres introvertido si has contestado “verdadero” a la mayoría de estas preguntas. Si has contestado “falso” a la mayor parte, eres extravertido. 

 

Comentar este post