{DR MAIQUI FLORES % title %}
Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

PRORROGA/ ÚLTIMOS DÍAS PARA OPTAR POR UN POSTGRADO CLÍNICO O QUIRÚRGICO EN EL HOSPITAL CENTRAL DE MARACAY ARAGUA VENEZUELA INGRESOS 2013.

Publicado en por Maiqui Flores

 

POSTGRADOS-HCM.jpgEl presente documento recoge los requisitos para la selección de aspirantes a los programas de Residencias asistenciales programadas de Postgrados Clínicos del Servicio Autónomo Hospital Central de Maracay (SAHCM); ha sido diseñado de acuerdo a lo establecido en la Constitución, leyes y demás reglamentos internos que regulan la materia.

 

El material de información (BAREMO) y los requisitos para la inscripción para el concurso, se obtendrán únicamente en la Oficina de Docencia e Investigación del SAHCM o mediante el acceso al sitio en Internet http://www.corposaludaragua.gov.ve, el cual estará activo desde el lunes 30 de Julio 2012.

 

LISTA DE PROGRAMAS DE RESIDENCIAS ASISTENCIALESPROGRAMADAS DE POSTGRADOS CLÍNICOS OFERTADOS:

 

 

Especialidades Médicas:

Especialidades Pediátricas:

Especialidades

Quirúrgicas:

 

·         4 Nefrología.

·         10 Emergenciología.

·          8 Medicina Crítica.

 

 

 

·   2 Cirugía pediátrica.

 

 

·      8 Traumatología y Ortopedia.

·      2 Otorrinolaringología

·      5 Neurocirugía.

·      2 Urología.

·      9 Anestesiología.

    


 

 

 

REQUISITOS GENERALES.-

 

REQUISITOS ESPECIALES O PRELACIONES.-

 

Las siguientes Residencias asistenciales programadas de Postgrado tienen como requerimientos mínimos, las prelaciones que se mencionan a continuación:

 

 

RESIDENCIA ASISTENCIALES PROGRAMADAS

PRELACIONES

Especialidades Médicas:

 

Nefrología

2 años de Residencia en Medicina Interna o Médico General Integral (MGI.).

Emergenciología

1 año de Residencia Asistencial

Medicina Crítica

Articulo 8 CUMPLIDO.

Especialidades Pediátricas:

 

Cirugía pediátrica

Médico Pediatra.

2 años de Residencia en Pediatría.

2 años de Residencia en Cirugía.

Médico con Postgrado en Cirugía General.

Especialidades Quirúrgicas:

 

Traumatología y Ortopedia

1 año de Residencia asistencial en Traumatología.

Otorrinolaringología

2 años de Residencia en Cirugía.

Neurocirugía

1 año de Residencia en Cirugía, Traumatología o Neurocirugía.

Anestesiología

1 año de Residencia en Medicina Interna

1 año de Residencia en Pediatría.

1 año de Residencia en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)

Especialista Clínico.

 Urología

2 años de Residencia en Urología.

2 años de Residencia en Cirugía.

 

 

DOCUMENTOS - CREDENCIALES

ORGANIZACIÓN DE LOS DOCUMENTOS Y CREDENCIALES.-

 

Los aspirantes deben preparar 2 CARPETAS DE FIBRA MARRÓN TAMAÑO OFICIO CON GANCHO. Los documentos obligatorios y las credenciales evaluables, deberán presentarse foliados en el orden siguiente:

 

·         CARPETA NÚMERO 1( SOLICITUD DE CONTRATO MPPS):

 

1.    Dos (2) fotocopias legibles ampliadas de la cédula de identidad.

2.    Una (1) foto de frente tamaño carnet reciente.

3.    Síntesis curricular (5 Hojas como máximo).

4.    Fondo Negro del título profesional venezolano.

5.    Copia certificada de las calificaciones obtenidas durante la realización de los estudios profesionales, así como constancia del promedio simple total de las mismas.

6.    Fotocopia de la credencial de cumplimiento del Artículo 8º de la Ley del Ejercicio de la Medicina o constancia de su tramitación ante el Ministerio Popular Para la Salud.

7.    Notas certificadas de las calificaciones obtenidas durante los años de estudio realizados del Postgrado o Residencia Asistencial Programada.

8.    Certificado de Salud, expedido por la autoridad sanitaria competente.

9.    Declaración jurada de no percibir ningún tipo de ingreso por parte de instituciones pública o privada. (Retirar Formato Al Momento Inscripción)

10. Constancia de permiso, si tiene cargo público o privado a la fecha del inicio del proceso de selección (especificando si es ó no remunerado). (Retirar Formato al Momento Inscripción)

 

·         CARPETA NÚMERO 2:

 

1.    Planilla de Inscripción en el concurso. Anexarle una (1) fotografía de frente, tamaño carnet reciente.

2.    Fotocopia de la cédula de identidad ampliada.

3.    Gaceta Oficial (sólo para los venezolanos por naturalización).

4.    Certificado de Salud.

5.    Certificado de Salud Mental emitido por ente público.

6.    Fotocopia de Tarjeta certificada de vacunación.

7.    Resumen del Curriculum Vitae, (5 Hojas como máximo).

8.    Inscripción en el Colegio de Médicos.

9.    Solvencia Deontológica del Colegio de Médicos.

10. Fondo Negro del Titulo de Médico Cirujano, Certificado  por la Universidad

11. Constancia del Promedio Simple Aprobado de las Calificaciones del Pregrado.

12. Calificaciones de Pregrado y de materias aprobadas por equivalencia o por reválida.

13. Constancia de cumplimiento del Artículo 8° de la Ley de Ejercicio del la Medicina emitido por el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) o constancia de tramitación.

14. Constancia de Residencias Asistenciales Programadas (R.A.P.) o Residencias Asistenciales.

15. Fondo Negro de Cursos de Postgrados Universitarios en Ciencias de la Salud.

16. Constancia de Preparaduría en Ciencias Médicas.

17. Constancia de haber efectuado Trabajo Comunitario.

18. Curso Medio de Salud Pública.

19. Cursos en Áreas de la Salud.

20. Menciones Honoríficas.

21. Premios Académicos.

22.  Constancia (s) de Trabajos de investigación  Presentados.

23. Revista (s) o Separata (s) de los Trabajos Publicados.

 

Los recaudos señalados, tanto para la carpeta número 1 como para la número 2, deben ser consignados en el mismo orden, en carpeta marrón, tamaño oficio de la siguiente manera:

SELECCIÓN

Para la selección de los aspirantes, se utilizarán los resultados de los siguientes parámetros:

 

- Calificaciones de Pregrado  30%

- Prueba de Conocimientos    30%

- Puntos Credenciales             30%

- Entrevista                               10%

 

SOLO OPTARÁN AL INGRESO, LOS ASPIRANTES QUE OBTENGAN UN TOTAL IGUAL O MAYOR A DOCE (12) PUNTOS EN LA SUMA DE TODAS LAS  EVALUACIONES. EN EL ENTENDIDO QUE LAS DÉCIMAS NO SERÁN TOMADAS EN CUENTA PARA LA APROXIMACIÓN DE NOTAS DEFINITIVAS.

 

La selección definitiva será realizada por la Comisión Técnica del Concurso, la cual fungirá como Comité Evaluador el cual se organizará internamente para realizar las entrevistas y revisar todas y cada una de la credenciales presentadas por los aspirantes.

 

PRORROGA

CRONOGRAMA RESUMEN DE ACTIVIDADES PARA EL INGRESO DE ASPIRANTES A LOS PROGRAMAS DE RESIDENCIAS ASISTENCIALES PROGRAMADAS DE POSTGRADOS SAHCM

 

 

Actividades

Fecha

Publicación del Baremo.

30 de Julio  2012

Recepción de los documentos.

3 Sept. al 10 Oct. .2012

Publicación de Listado Aspirantes.

11  Octubre. 2012

Revisión de Credenciales.

15-18 Octubre 2012

Prueba De Conocimientos

19 de Octubre 2012

Entrevista.  

22-24 Octubre 2012

Publicación de los resultados.

26 Octubre 2012

Reclamos

26 - 29 Octubre 2012

Revisión de Documentos Para Firma contratos

30 Oct. Al 5 Nov. 2012

Acta de Aceptación y Charla Introductoria.

9 Noviembre 2012

Inicio de actividades.

1 de Enero 2013

 

 

Ver comentarios

LOS PACIENTES QUIEREN LEER Y COMPARTIR SUS REGISTROS CLÍNICOS

Publicado en por Maiqui Flores

cages-2.jpgAnnals of Internal Medicine, 19 de diciembre del 2011.)


Dos estudios revelan que los pacientes quieren acceder fácilmente a la información que anotan sus médicos y concederles a terceros la autoridad de leerla. Los defensores del libre acceso a la historia clínica sostienen que ambos, además de ser derechos de los pacientes, mejorarán la calidad de la atención.


“Existe una gran cantidad de pruebas de que la participación activa de los pacientes en la atención mejorará el servicio”, dijo la doctora Kenneth Shine, vicecanciller ejecutiva de Asuntos de la Salud del sistema de University of Texas y autora de un editorial sobre ambos estudios publicados en Annals of Internal Medicine. A los pacientes les cuesta acceder a la historia clínica, en especial a las notas que registran los médicos durante las consultas, según comentó el autor principal, doctor Tom Delbanco, del hospital Beth Israel Deaconess Medical Center y de la Facultad de Medicina de Harvard.


“Los médicos piensan que son dueños de las notas”, dijo Delbanco a Reuters Health. Cada vez más, los sistemas de salud les facilitan a los pacientes el acceso a las listas de recetas, resultados de laboratorio y, a veces, a las notas clínicas. Delbanco lo atribuyó a que “el mundo es cada vez más transparente () y que las computadoras lo permiten”. Con su equipo puso en práctica el sistema OpenNotes, que les proporciona a los pacientes un sitio de Internet para visualizar los comentarios del médico sobre la consulta. El equipo realizó una encuesta a más de 37.000 pacientes y más de 170 médicos de atención primaria sobre las expectativas con OpenNotes. Médicos y pacientes pertenecían al Centro Médico Beth Israel Deaconess (Boston), al Sistema de Salud de Geisinger (Pensilvania) y el Centro Médico de Harborview (Seattle). Los dos primeros ya ofrecían un sistema de acceso online a la información clínica solamente.


Sesenta y tres médicos que respondieron la encuesta se negaron a participar de OpenNotes. Cuatro de cada cinco argumentó que les llevaría más tiempo responder las preguntas de los pacientes y la mayoría opinó que un par de ojos más les censuraría las notas sobre salud mental y consumo de drogas. Los médicos que optaron por participar del programa tuvieron puntos de vista más optimistas: la mayoría consideró que los pacientes se sentirían más satisfechos con la atención y un grupo amplio opinó que la atención sería más segura.


Los pacientes estaban muy entusiasmados con OpenNotes, según señaló Jan Walker, autora del estudio del centro médico Beth Israel Deaconess y de la Facultad de Medicina de Harvard. “El interés fue muy alto, sin importar la demografía de los participantes.”


EVITAR LOS ERRORES


Dave deBronkart, escritor y portavoz responsable del sitio online e-Patient Dave, aseguró que los pacientes pueden vigilar que todo funcione bien. “Para mí es tan obvio que podemos dejar a los pacientes compartir la carga de evitar los errores”, dijo.

 

En algunos casos, es necesario retener información de los pacientes durante un período, según opinó Shine, que no participó del estudio. En el estudio de Walker, el 35 por ciento de los pacientes se preocupó por la privacidad, pero el 22 por ciento quería conocer las anotaciones de los médicos con un familiar, un médico u otro profesional de la salud.


El segundo estudio publicado en la misma revista analizó los deseos de los pacientes de compartir su información médica e identificó un interés aún mayor. Los autores entrevistaron a más de 18.000 usuarios del sistema online My HealtheVet, de Asuntos de Veteranos, para que los pacientes accedan a información médica. Les preguntaron con quiénes compartirían la información y qué tipo de datos compartirían. Uno de cada cinco usuarios dijo que designaría a un tercero para acceder a sus registros clínicos; principalmente, la esposa o el esposo.


“Nuestros estudios sugieren que los sistemas de salud deberían desarrollar estos sistemas de registro para que los pacientes compartan la información con sus médicos y otros profesionales de la salud”, dijo la autora principal, doctora Donna Zulman, del Sistema de Salud de Asuntos del Veterano de Palo Alto.


Consideró que el acceso compartido podría ayudar a los familiares, en especial los que viven lejos y no pueden concurrir a las consultas, a participar de la atención. Además, opinó que ese acceso agilizaría el manejo complejo de pacientes con varias enfermedades crónicas. El acceso electrónico a My HealtheVet y OpenNotes no estaba disponible al momento de las encuestas. OpenNotes comenzó a funcionar en el 2010 y los investigadores analizaron durante un año el efecto en la relación médico-paciente, en la organización del tiempo de los médicos y en la adherencia a los tratamientos. Todavía no se publicaron los resultados, pero Delbanco adelantó que los médicos que optaron por participar en OpenNotes quisieron seguir utilizándolo.

 

Ver comentarios

¿QUÉ ES EL VITÍLIGO?

Publicado en por Maiqui Flores

vitiligo.jpgUniversidad de Córdoba Enfermería  26.08.2012


El vitíligo es una enfermedad de la piel que causa manchas blancas en distintas partes del cuerpo. Esta enfermedad ocurre cuando se destruyen los melanocitos, que son las células que producen el color o el pigmento de la piel. El vitíligo también puede afectar los ojos y las membranas mucosas (tales como el tejido dentro de la nariz y la boca).

 
¿Cuál es la causa del vitíligo?
¿A quién afecta esta enfermedad?
¿Cuáles son los síntomas del vitíligo?
¿Podrían las manchas blancas propagarse?
¿Cómo se diagnostica el vitíligo?
¿Cuál es el tratamiento para el vitíligo?
¿Qué pueden hacer las personas para lidiar con el vitíligo?
¿Qué investigaciones se están haciendo sobre el vitíligo?


¿Cuál es la causa del vitíligo?

No se sabe cuál es la causa de esta enfermedad y podría ser una enfermedad autoinmunitaria. Este tipo de enfermedad ocurre cuando el sistema inmunitario se equivoca y ataca algunas partes del cuerpo. Con el vitíligo, el sistema inmunitario puede destruir los melanocitos de la piel. También es posible que uno o más genes aumenten la probabilidad de que una persona padezca la enfermedad.

Algunos investigadores piensan que los melanocitos se destruyen a sí mismos. Otros piensan que un acontecimiento determinado, tal como una quemadura de sol o el estrés emocional, puede causar el vitíligo. Sin embargo, aún no se ha comprobado que estos acontecimientos causen la enfermedad.

¿A quién afecta esta enfermedad?

En los Estados Unidos, entre uno y dos millones de personas tienen esta enfermedad. La mayoría de las personas con vitíligo lo desarrollan antes de cumplir los 40 años. Esta enfermedad afecta por igual a los hombres y a las mujeres de todas las razas.

Las personas con ciertas enfermedades autoinmunitarias (tales como el hipertiroidismo) están más propensas a padecer de vitíligo que las personas que no tienen enfermedades autoinmunitarias. Los científicos no saben por qué el vitíligo está relacionado con las enfermedades autoinmunitarias. Sin embargo, la mayoría de las personas con vitíligo no tienen ninguna otra enfermedad autoinmunitaria.

El vitíligo también puede ser hereditario. Los niños cuyos padres padecen de esta enfermedad tienen mayor probabilidad de desarrollar vitíligo. Sin embargo, la mayoría de los niños no tendrán vitíligo aun cuando uno de sus padres lo tenga.

¿Cuáles son los síntomas del vitíligo?

Las manchas blancas en la piel son el sintoma principal del vitiligo. Estas manchas son más comunes en las áreas de la piel que están expuestas al sol. Las manchas pueden aparecer en las manos, los pies, los brazos, la cara y los labios. Otras áreas comunes para las manchas blancas son:
• Las axilas y la ingle (donde la pierna se une con el resto del cuerpo)
• Alrededor de la boca
• Los ojos
• Los orificios de la nariz (también llamados fosas nasales)
• El ombligo
• Los genitales
• Las áreas rectales.

A menudo, las personas con vitíligo tienen canas prematuras. Las personas de piel oscura podrían notar que han perdido color dentro de la boca.

¿Podrían las manchas blancas propagarse?

No hay manera de saber si el vitíligo se propagará. En algunas personas las manchas blancas no se extienden. Sin embargo, es más común que las manchas blancas se propaguen a otras áreas del cuerpo. En algunos casos, el vitíligo se propagará lentamente al cabo de muchos años. En otros casos, la propagación ocurrirá rápidamente. Algunas personas han reportado tener más manchas blancas después de estar bajo estrés físico o emocional.

¿Cómo se diagnostica el vitíligo?

Su médico utilizará los antecedentes médicos y familiares, un examen fisico y pruebas clínicas para diagnosticar el vitíligo. Su médico podría hacerle preguntas tales como:
• ¿Tiene usted familiares con vitíligo?
• ¿Tiene usted o alguno de sus familiares alguna enfermedad autoinmunitaria?
• ¿Tuvo usted sarpullido, una quemadura de sol u otro problema de la piel antes de que aparecieran las manchas blancas?
• ¿Tuvo usted algún tipo de estrés o enfermedad física?
• ¿Tuvo el cabello canoso antes de cumplir los 35 años?
• ¿Es usted sensible al sol?

Su médico le hará un examen físico para eliminar la posibilidad de que existan otros problemas médicos.

Las pruebas clínicas pueden incluir:
• Tomar una pequeña muestra (biopsia) de la piel afectada para examinarla
•Análisis de sangre
• Un examen de los ojos.

¿Cuál es el tratamiento para el vitíligo?

El tratamiento podría ayudar a que la piel luzca mejor. El tipo de tratamiento depende de
•La cantidad de manchas blancas
• Cuánto se han extendido las manchas
• El tratamiento que la persona prefiera seguir.

No todos los tratamientos son adecuados para todos las personas. Muchos de los tratamientos pueden tener efectos secundarios no deseados. Los tratamientos pueden tardarse demasiado tiempo y a veces puede que no den resultados.

Las opciones existentes para el tratamiento del vitíligo incluyen el tratamiento médico, quirúrgico y otros. La mayoría de los tratamientos se enfocan en restaurar el color a las manchas blancas.

Los tratamientos médicos incluyen:

 
• Medicamentos (tales como las cremas con esteroides) que se aplican directamente sobre la piel
• Medicamentos que se toman por la boca
• Un tratamiento que incluye medicamentos y rayos ultravioleta A (Terapia PUVA)
• Remover el color o pigmento de otras áreas de la piel para que se asemejen a las manchas blancas.

Los tratamientos quirúrgicos incluyen:
•Injertos de piel tomados del propio tejido del paciente. El médico extrae la piel de un área del cuerpo y la trasplanta a otra área. A veces, esto se hace con personas que tienen pequeñas manchas de vitíligo.
•Tatuajes en pequeñas áreas de la piel.


Otros tratamientos incluyen:
•Bloqueador solar
•Cosméticos, tales como el maquillaje o el tinte para cubrir las manchas blancas
• Consejería y apoyo.

¿Qué pueden hacer las personas para lidiar con el vitíligo?

Si usted padece del vitiligo, podría estar enojado o deprimido debido a los cambios en su apariencia. Existen varias cosas que puede hacer para lidiar con la enfermedad:
•Busque a un médico que sepa cómo tratar el vitíligo. El médico también debe saber escuchar y brindar apoyo emocional.
•Aprenda sobre la enfermedad y las opciones de tratamiento que existen. Esto puede ayudarle a tomar decisiones sobre su tratamiento.
•Hable con otras personas que tienen vitíligo. Ellas le pueden ayudar a encontrar un grupo de apoyo (vea la guía telefónica local). La familia y los amigos son otra fuente de apoyo.

Algunas personas con vitíligo sienten que los cosméticos que cubren las manchas blancas les ayudan a mejorar su aspecto físico y su autoestima. Tal vez necesite probar varias marcas de cosméticos antes de encontrar el producto que mejor le funciona.

¿Qué investigaciones se están haciendo sobre el vitíligo?

En años recientes los científicos han logrado un mejor conocimiento sobre el vitíligo, especialmente mediante la investigación genética. Las investigaciones actuales incluyen:
• Cómo un golpe o el estrés sufrido por la piel pueden provocar vitíligo o nuevas manchas blancas
• Nuevos tratamientos y mejor entendimiento del vitíligo usando un modelo basado en ratas de laboratorio
• Genes que podrían causar o contribuir al vitíligo
• Análisis de los genes que ya se ha demostrado que están ligados al vitíligo.

 

Ver comentarios

AVANZAR AL PASADO: LA SANIDAD COMO MERCANCÍA

Publicado en por Maiqui Flores

 

joan benach Joan Benach

es profesor de salud pública y miembro de GREDS-EMCONET (UPF). Su último libro publicado es “La sanidad está en venta” (Icaria). Firman también este artículo Carles Muntaner, Gemma Tarafa y Clara Valverde.

 

 

La obtención del derecho a la atención sanitaria ha sido una de las conquistas sociales más importantes de la segunda mitad del siglo XX, un bien público equiparable al derecho al voto, la educación o tener una pensión Un referente histórico de los países con sistemas sanitarios públicos financiados directamente con impuestos fue el National Health Service británico que en 1948 propuso una asistencia preventiva y curativa para “todo ciudadano sin excepción”. Junto al Reino Unido, los países nórdicos y otros países europeos siguieron procesos parecidos estableciendo sistemas sanitarios según los principios de financiación pública, acceso universal y una amplia oferta de servicios sanitarios con independencia de los ingresos, posición social o lugar de residencia.


En España ese proceso fue tardío. Durante el periodo final de la dictadura franquista dos tercios de la población tenían alguna cobertura sanitaria. En 1978, cuando la Constitución estableció el derecho a la protección de la salud ciudadana, cuatro de cada cinco personas estaba ya cubierta por la Seguridad Social. En 1986 se produjo un cambio fundamental cuando la Ley General de Sanidad sentó las bases de un Sistema Nacional de Salud (SNS) que amplió la cobertura y proveyó atención sanitaria de mayor calidad para casi toda la población. En esos mismos años, sin embargo, el sector sanitario público se situó bajo el punto de mira de gobiernos conservadores, instituciones internacionales y grandes empresas (farmacéuticas, seguros, tecnológicas y hospitalarias), aumentando progresivamente la presión para mercantilizar la sanidad. La razón es fácil de entender: en una fase de estancamiento capitalista y reducción de beneficios, la atención sanitaria era un lugar ideal para hacer negocios. En 1987 y 1993 dos relevantes informes del Banco Mundial ya plantearon la necesidad de adoptar criterios mercantiles, desinstitucionalizar la atención sanitaria y otorgar un mayor papel a las aseguradoras y prestadores privados de servicios. No olvidemos que los sistemas sanitarios público y privado son como “vasos comunicantes”: para que el privado tenga posibilidades de lucro primero hay que desprestigiar, debilitar o “parasitar” al público.


En 1991, el “Informe Abril” se convirtió en el primer intento serio de promover la mercantilización del sistema sanitario en España. Se abogaba por mejorar su eficiencia mediante la separación de la financiación pública de la provisión de servicios o la instauración de conceptos como la “prestación adicional” y “complementaria” cofinanciados por el usuario. Los argumentos ideológicos, repetidos desde entonces hasta la saciedad, son bien conocidos: el sector público es “insostenible” y “burocrático”, el sistema privado es “más eficiente” que el público, “la salud pertenece al ámbito personal”, los usuarios son responsables de “abusar de la sanidad”. Ni la investigación científica ni la propia OMS confirman esos supuestos.La sanidad pública es más equitativa (sobre todo cuando tiene financiación suficiente finalista), eficiente (sobre todo si se impulsa la atención primaria) y tiene más calidad que la privada (con las excepciones del confort y el tiempo de espera).


A finales de la década de los 90 el proceso mercantilizador se acelerará. En 1997, bajo el gobierno de José María Aznar, el PP aprobó (con el apoyo de PSOE y PNV) la Ley 15/97 que permitía la entrada de entidades privadas en la gestión de los centros sanitarios públicos, y en 1999, con la construcción y gestión del hospital de La Ribera en Alzira, se abrió el camino a la mercantilización de la sanidad y el fomento a “modelos de negocio” privados. La Generalitat valenciana del PP de Eduardo Zaplana lo puso en manos de un consorcio formado por el grupo Ribera (gestión sanitaria), Adeslas (aseguradora médica), Lubasa (inmobiliaria) y Dragados (constructora). En Madrid, la cesión en 2005 del hospital de Valdemoro a la empresa de capital sueco Capio se convirtió, bajo el PP de Esperanza Aguirre, en la punta de lanza de la construcción de centros privados. En Cataluña, se configuró históricamente un sistema de gestión sanitaria mixto donde junto a los hospitales públicos hay una extensa red de centros semipúblicos con una amplia presencia de instituciones locales y grupos privados y eclesiásticos, y un modelo público con una concepción empresarial. En 1995 se aceptó el ánimo de lucro en la gestión de la sanidad pública, y las sucesivas reformas legales de CiU y el tripartito (PSC, ERC; ICV-EUA) reforzaron aún más el llamado “modelo catalán”. La reforma del Institut Català de la Salut de 2007 y la llamada “Ley Omnibus” contemplaron la posibilidad de que los hospitales públicos alquilaran operadores privados en las plantas cerradas o los quirófanos que dejaran de operar por las tardes.


A lo largo del proceso histórico sucintamente resumido, las estrategias para mercantilizar y privatizar la sanidad han sido permanentes, un goteo constante. El resultado ha sido reducir progresivamente la capacidad asistencial de los centros públicos, cerrándose camas, consultas y quirófanos hospitalarios, restringiendo urgencias ambulatorias y alargando las listas de espera. A decir de políticos tan significados como Esperanza Aguirre o Artur Mas, se trata de reducir la sanidad pública a su “núcleo básico” manteniendo la gratuidad de los servicios sanitarios imprescindibles. Si las clases medias dejan el sistema público, éste se debilitará y convertirá básicamente en un sistema de y para los pobres.


Bajo el discurso de una supuesta insostenibilidad financiera, haber “vivido por encima de nuestras posibilidades” y con una población en “shock” por la crisis actual, tras el goteo, llega ahora el turno al chorro de agua helada en forma de un Real Decreto-Ley (RDL 16/2012, 20 de abril) que comporta pasar de un sistema nacional de salud a un sistema tripartito basado en los seguros sanitarios para los ricos, la seguridad social para los trabajadores y la beneficencia para el resto de personas. El RDL del gobierno del PP es una contrarreforma sanitaria que nos lleva tres décadas atrás. Primero, porque se pasa de un sistema financiado con impuestos directos a un sistema basado en la financiación de un modelo de seguros con el pago del afiliado (asegurado) o el protegido (beneficiario) por la Seguridad Social y numerosos copagos. Segundo, porque se renuncia a la atención sanitaria universal excluyendo a los sectores más débiles de la sociedad española: inmigrantes sin papeles y discapacitados con una discapacidad menor del 65%, entre otros colectivos. Tercero, porque se establecen tres niveles de servicios sin definir aún, lo que apunta a una reducción de las prestaciones básicas y la generación de un sistema de beneficencia  que “arrastrará” a la clase media hacia los seguros privados con prestaciones complementarias sometidas a repago. Millones de de pensionistas, cuya economía raya en la subsistencia, deberán realizar “repagos” (un “impuesto sobre la enfermedad”) según su nivel de renta (una gestión que es compleja e injusta), y pagar por fármacos que sirven para “síntomas menores”. Y cuarto, ya que se niega la sanidad a inmigrantes o personas enfermas socialmente excluidas, el “nuevo” sistema acarreará problemas de salud pública con la saturación de los servicios de urgencias y la probable aparición de epidemias. Además, es un modelo implantado en forma autoritaria y anticonstitucional que producirá graves problemas de salud y desigualdades, especialmente en pobres, enfermos crónicos, discapacitados y quienes deban desplazarse a los centros sanitarios. Ese modelo significa “avanzar” hacia una sanidad mercantilizada, injusta, que rompe el concepto de ciudadanía y solidaridad social, que abre paso al clasismo, la desigualdad y es el fin del derecho universal a la sanidad y la salud.


Los sistemas de sanidad públicos, accesibles, con organización y gestión esencialmente públicas y una elevada calidad de prestaciones, ofrecen resultados globales de salud mejores que otros modelos. Que el sistema sanitario público pueda  mejorar su eficiencia (con más atención primaria y menos gasto farmacéutico), calidad (con más atención en salud mental por ejemplo) y equidad (protegiendo a toda la población) no puede ser excusa para que las fuerzas económicas y políticas que favorecen la mercantilización sanitaria destruyan un modelo conseguido a través de largas luchas sociales. La atención sanitaria debe ser un derecho ciudadano independientemente de la condición social y el lugar donde se viva y no una mercancía que sólo consuman los “clientes” que puedan pagarla.

Ver comentarios

VENEZUELA/ UNA ESCUELA PARA LA FORMACIÓN DE EXPERTOS MALARIÓLOGOS. 75 AÑOS DESPUÉS…..1936-2011. DE LA ESCUELA DE MALARIOLOGIA Y SANEAMIENTO AMBIENTAL AL INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS EN SALUD.

Publicado en por Maiqui Flores

IAES.jpgMilady Guevara de Sequeda1, Marco Marruffo Garcia2

Guevara et al. 2011. Escuela para la Formación de Expertos Malariólogos. MedULA 20: 102-116.

 

La Escuela para formar Expertos Malariólogos de Venezuela, fue creada el 27 de julio de 1936 mediante la Ley de Defensa contra el Paludismo, conjuntamente a la Dirección Especial de Malariología. Las actividades educativas se han dirigido al estudio del complejo proceso de transmisión de las enfermedades metaxénicas, especialmente Malaria, enfermedad de Chagas, Dengue y al Saneamiento Ambiental. Entre los años 1936 y 1937 funcionó en la ciudad de Caracas y dicta el primer curso formal sobre paludismo en el país, donde participaron médicos y estudiantes de Medicina; también inicia la preparación de técnicos de laboratorio, inspectores y topógrafos. El 18 de diciembre de 1943 se traslada a Maracay, a una sede propia que en 1984 fue declarada Monumento Nacional y desde1989, lleva el epónimo de su fundador “Dr. Arnoldo Gabaldón”. En el año 2002 se transforma en Servicio Autónomo y toma el nombre de Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón”, en respuesta a las nuevas políticas de salud del país. El propósito de este documento es reconocer sus 75 años, para analizar su vigencia en materia de investigación y formación de talento humano para contribuir con el mejoramiento de las condiciones de vida de la población venezolana.

 

La Escuela de Malariología y Saneamiento Ambiental.

 

El crecimiento de la institución, a partir de 1960 como Escuela de Malariología y Saneamiento Ambiental (EMSA), se fue dando en la medida que se requería la preparación de personal en materia de salud, proceso que fue muy dinámico, especialmente en los periodos 1984-1994 y 1994-1999 bajo la Dirección del Dr. Marcelo Mazzarri Peloza y la Dra. Milady Guevara respectivamente; cuando inicia una revisión del programa de formación de malariólogos para reconocerlo como estudios de cuarto nivel de Especialización y Maestría y, en 1986, mediante convenio con la Universidad de Carabobo, otorgar dichos títulos académicos (Guevara et al. 1995). Esto permitió, crear el 2 de julio de 1986, un Centro de Investigaciones como organismo promotor y coordinador de las actividades de investigación en las áreas de conocimiento de los programas de la Dirección de Malariología y Saneamiento Ambiental, apoyar en lo científico y tecnológico a las actividades de postgrado y establecer relaciones con la comunidad científica nacional e internacional en Cooperación Técnica con la Oficina Sanitaria Panamericana, la cual se había iniciado en el año 1957 (MSAS 1995).

 

En 1990, este Centro se estructura en una División para adquirir mayor competitividad y buscar fondos para el desarrollo de nuevos proyectos de investigación. Vale destacar que en esta materia fueron muchos los investigadores que colaboraron con los funcionarios de la Malariología, como se le reconocía en el ámbito nacional; epidemiólogos, entomólogos, parasitólogos y sanitaristas de universidades nacionales y extranjeras participaron en estas actividades. Destacados venezolanos como José Witremundo Torrealba y José Vicente Scorza por citar algunos, trabajaron en conjunto para ir enriqueciendo el conocimiento de las endemias rurales que afectaban el país. Una de las dependencias que conformaron la recién fundada División, fue el Laboratorio de Estudios para Malaria, ubicado en las instalaciones de la ciudad universitaria de Caracas, fundado por el Dr. Gabaldón en 1972, para realizar estudios sobre Malaria Aviaria; allí destacó la labor del Sr. Gregorio Ulloa quien colaboró con el estudio de parásitos maláricos, análogos a los plasmodios humanos, que existen en aves, con el propósito de construir un modelo que ayudaría a interpretar aspectos epidemiológicos de la malaria humana (Gabaldón 1998). Actualmente este Laboratorio es el Centro de Estudios sobre Malaria, a cargo del Doctor Oscar Noya. En el año 1995 se fundó el Centro de Investigaciones de Campo Francesco Vitanza, en Tumeremo, estado Bolívar, con el propósito de promover y desarrollar investigaciones operacionales y servir de apoyo para la ejecución y evaluación de actividades del programa de control de la Malaria y otras enfermedades endémicas.

 

Todo este impulso coincidió con la Declaración del Edificio Malariologia, como Monumento Histórico Nacional por la Junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación N° 6 del 27 de Agosto de 1984, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 33052 de fecha 30 de agosto del mismo año y en 1989 tomar como epónimo el nombre de su fundador, por Resolución Ministerial publicada en Gaceta Oficial de la República de Venezuela del 27 de enero de 1989, donde se establece que “para todos los fines oficiales y administrativos se denomine Escuela de Malariología y Saneamiento Ambiental “Dr. Arnoldo Gabaldón” (López Ramírez 1998). También, durante este período, se abre un proceso dinámico de capacitación de profesionales y se dictan cursos de actualización y ampliación en áreas de Entomología, Epidemiología y Salud Ocupacional conjuntamente con la Universidad Central de Venezuela, Universidad de Los Andes y la Universidad de Carabobo respectivamente. Asimismo, crea nuevos programas de formación para preparar al personal con programas conducentes a título académico. Entre ellos el Programa de Maestría de Entomología en Salud Pública y la Formación de Técnicos Superiores en Salud con la Universidad Central de Venezuela; Maestría en Desarrollo Rural Integrado con la Universidad de Los Andes y ampliar sus actividades con la Universidad de Carabobo, abriendo nuevas oportunidades de estudio en programas de Especialización y Maestría en Epidemiología de Enfermedades Metaxénicas; Especialización en Salud Pública y Especialización y Maestría en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral.

 

Como institución de la Administración Pública, la Escuela de Malariología y Saneamiento Ambiental “Dr. Arnoldo Gabaldón” ha estado sometida a los vaivenes políticos del Estado venezolano, particularmente del sector salud, ente que transitó en sus inicios por la ejecución de una política enmarcada en una doctrina integralista, orientada a la defensa, fomento y restitución de la salud, con acciones preventivas y de saneamiento ambiental, enfatizando en programas de acueductos, viviendas y de lucha contra endemias rurales como anquilostomiasis y enfermedad de Chagas que fueron asignados a la Dirección de Malariología. No obstante, a partir de los años 70, la Política de Salud en Venezuela, que estuvo enmarcada por los altos ingresos petroleros del momento, se expresó en el ámbito nacional con la creación de servicios de salud que dieron prioridad a la medicina hospitalaria y curativa, que desplazó los intereses colectivos y permitió la adquisición de tecnología e insumos médicos, lo que trajo como consecuencia el cambio del enfoque de salud predominante, hacia el tratamiento del daño, instalándose un modelo que pretendía proporcionarle beneficios medico asistenciales a la población en general, con la creación de diferentes instituciones dedicadas al Sector Sanitario Asistencial (Paiva y González 2005).

 

Como consecuencia de ello, se inician los estudios para darle al país un Sistema Nacional de Salud que permitiera organizar la dispersión de distintas instituciones que empezaban a mostrar deficiente acceso y cobertura, altos costos e inequidades en el servicio prestado a los usuarios, dedicando menores ingresos a las dependencias que se ocupaban de la labor preventiva. En la década de los años 80, con el descenso de los ingresos del Estado y en consecuencia la inversión en el sector salud, se origina una crisis, no sólo por dificultades presupuestarias sino por la insatisfacción de la población ante su demanda de atención, lo que generó grandes movilizaciones sociales que llevaron a ver la salud como derecho de ciudadanía (Paiva y González 2005). Asimismo,  1999 se inicia un nuevo programa de postgrado, la “Especialización en Salud Pública”, con el propósito de formar gerentes para el sistema de salud a nivel regional, particularmente para la Corporación de Salud del Estado Aragua.

 

La Escuela y el nuevo siglo XXI.

La primera década del siglo XXI, comienza con un nuevo proceso político en Venezuela y el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, plantea transformar su estructura para dar respuesta a las necesidades de salud de toda la población, por cuanto se apreciaba, según lo expreso Rodríguez Ochoa (1999) a manera de diagnóstico, “un sector salud centralizado, clientelar, fragmentado y en consecuencia era necesario e impostergable un cambio cultural profundo para modernizar el despacho en base a una redefinición de competencias, la construcción de un sistema intergubernamental de salud, dentro del contexto de descentralización y mecanismos de asignación de fondos a los estados y redes de establecimientos bien consensuados”. Con este diagnóstico, se impone en la Escuela de Malariología un proceso de discusión para establecer las bases de una nueva institución que estuviera en concordancia con los cambios que empezaban a ocurrir en el país. Se aspiraba, tener “una institución profundamente democrática, basada en criterios de altísima exigencia académica y científica, generadora de conocimientos y comprometida con las grandes mayorías del pueblo venezolano” (Escalona 1999). Como resultado comienza su proceso de transformación y en el año 2000 mediante Decreto N° 909 se le atribuye el “carácter de Servicio Autónomo sin personalidad jurídica, a la Escuela de Malariología y Saneamiento Ambiental “Dr. Arnoldo Gabaldón” la cual se denominaría Instituto de Altos Estudios de Salud Pública “Dr. Arnoldo Gabaldón” adscrito al Ministerio de Salud y Desarrollo Social” (Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 37.006 de fecha 03 de agosto del 2000).

 

Su propuesta estaba basada en la organización de Centros de Estudios, como unidades básicas, capaces de desarrollar programas de formación para vincular la investigación con la docencia y la extensión (Escalona 1999). Su estructura, a partir de entonces empezó a tener cambios así como su nombre, de allí que en fecha 17 de enero de 2002, mediante Decreto N° 1614 de la Presidencia de la República, se dispone que en lo adelante se denominaría Servicio Autónomo Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” con lo cual quedó abierto su espacio de actuación, para tener como objeto: “ser un actor protagónico del desarrollo del país y contar con profesionales capaces de responder, de forma oportuna y bajo una concepción ética de la función pública, a las necesidades sociales y de salud de la población….”

 

Durante el período 2002-2010, el Instituto planteó nuevas modificaciones en su estructura y en su misión para dar alcance a los dictados de la política de salud en cuanto a su relación con el Sistema Publico Nacional de Salud y su vinculación con el Ministerio del Poder Popular de Salud, como ente rector, las cuales probablemente no le han permitido tener toda la estabilidad para gerenciar sus programas, teniendo presente “que debe contribuir con pertinencia y calidad a la formación académica y capacitación continua del recurso humano encargado de la formulación y ejecución de las políticas, planes y programas sociales y de salud, a

desarrollar áreas de investigación para conocer, comprender y transformar la realidad social y de salud, entre otras funciones” (Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, N° 37.366 de fecha 17 de enero del 2002). Sin embargo, en el año 2.004 obtiene el reconocimiento del Consejo Nacional de Universidades (CNU) como institución formadora de talento en estudios de cuarto nivel, autorizándolo para crear y poner en marcha los Programas de Especialización en Epidemiología de Enfermedades Metaxénicas, Gestión en Salud Pública y Salud Ocupacional e Higiene Laboral y consecuentemente, el Conferimiento de títulos académicos (Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” 2010).

 

Con esta programación, aproxima sus planes para la contribución en la consolidación y fortalecimiento del Sistema Público Nacional de Salud, pero su objeto no sólo apunta a la salud sino que pretende comprender y transformar la realidad social, por lo cual sus actividades, si bien es cierto, se extienden a nivel nacional con coordinaciones en diferentes entidades federales, no ha logrado profundizar en lo social, debilitándose su protagonismo en el sector salud.

 

No obstante, utilizando nuevas estrategias de formación de talento humano, a través de las tecnologías de información y comunicación está tratando de llegar a todos las entidades federales, de hecho en el año 2005 se fortalece con el desarrollo de la Plataforma Tecnológica para Educación a Distancia, como componente para facilitar el proceso de regionalización de los postgrados y dar respuesta a los principios de democratización de la educación planteados por el Gobierno Nacional, lo que ha permitido la titulación de un promedio de 3000 profesionales en los últimos tres años (2008- 2010) en sus diferentes programas. (Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” 2010) Asimismo, en el año 2006 se le transfiere administrativamente el Programa de Especialización en Medicina General Integral, con responsabilidad académica de la Misión Médica Cubana, con la cual ha ido articulando el trabajo hasta lograr en el 2009, de ocuparse completamente del desarrollo del programa, incorporando progresivamente personal venezolano, egresado de este mismo programa. Al asumir el instituto este proceso de formación solicita, al Consejo Consultivo Nacional de Postgrados del Consejo Nacional de Universidades, la autorización para el desarrollo oficial del diseño curricular del programa, la cual le fue conferida a finales del año 2010 (Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” 2010).

 

Si bien es cierto que la orientación de los programas de estudio del Instituto ha sido predominantemente preventiva, también es cierto que con la incorporación del Postgrado en Medicina General Integral y en el año 2009 y un Programa de Atención Comunitaria en Odontología, diversifica su ámbito de actuación para incursionar en la formación de talento humano que proporcione respuestas asistenciales en el primer nivel de atención y fomente el contacto del personal de salud con el individuo, familias y comunidades; no obstante todavía no alcanza este propósito en toda su dimensión, que está basado en la estrategia de Atención Primaria en Salud (Blanco Restrepo y Maya Mejía 1997).

 

Ahora bien, el trabajo educativo del Instituto no solo se ha centrado en el nivel de postgrado; en lo técnico, después de trece años de haber suspendido la formación de Inspectores de Salud Pública, retoma su programa, en el año 2008, con un plan de estudios de tres años de duración, al que asisten cursantes de todas las regiones del país, organizados en grupos regionalizados en diferentes entidades federales, reconociendo la necesidad de apoyar las actividades de campo de los programas de Control de Enfermedades Metaxénicas y Saneamiento Ambiental en el ámbito o nacional. También ha mantenido los procesos de capacitación mediante cursos de actualización, ampliación y perfeccionamiento de conocimientos o cursos no conducentes a títulos académicos, y la atención de comunidades, a través de una dependencia nueva adscrita a la Dirección de Interacción Social, que es la Escuela de Nueva Ciudadanía, creada en 2004, para la formación de voceros y voceras de Consejos Comunales y otras formas de organización del poder popular (Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” 2010). La investigación, como actividad fundamental de una institución de alto nivel, en la última década sigue predominantemente dirigida a lo entomológico y parasitológico, conservando su fortaleza heredada de la otrora Escuela de Malariología y Saneamiento Ambiental “Dr. Arnoldo Gabaldón”, aún cuando ha logrado, en cierta medida, producir conocimientos que han permitido identificar las profundas desigualdades en las potencialidades de salud y vida que tiene la población, no ha conseguido una vinculación estrecha entre la docencia y extensión, en el sentido de organizar los estudios de postgrado desde los centros de investigación, ni la organización de nuevos grupos o unidades reconocidas en la institución, que están dedicadas al desarrollo de nuevas líneas de investigación. No obstante, actualmente existen posibilidades de forjar políticas educativas heterogéneas para fortalecer los programas y darle mayor impacto social ya que dispone de importantes aportes teóricos, a través de los cuales es posible entender los determinantes y relaciones del proceso salud-enfermedad.

 

Por otra parte, este Instituto ha consolidado su política editorial con la producción de libros y folletos en el tema salud y sus diferentes enfoques teóricos y metodológicos; igualmente conserva la edición de dos publicaciones periódicas reconocidas en el ámbito nacional e internacional: el Boletín de Malariología y Salud Ambiental, que tiene su origen en los Tijeretazos sobre Malaria y que cuenta con la colaboración del Dr. José Vicente Scorza y la Dra. Dora Feliciangeli como editores y, la Revista Salud de los Trabajadores en cofinanciamiento con la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo. Ambas publicaciones favorecen el intercambio con comunidades científicas afines en el ámbito nacional e internacional. Asimismo, en el mes de Febrero de 2005, el Ministerio del Poder Popular para la Salud, a través del Servicio Autónomo Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” asume como política de Estado la Rectoría del Proyecto de Biblioteca Virtual en Salud (BVS) para apoyar el Sistema Público Nacional de Salud, lo cual le lleva a preparar su personal de analistas en las áreas de manejo y administración de metodologías de bibliotecas virtuales, lo que le permite a finales del mismo año llevar dicho proyecto a convertirse en BVS certificada.

 

En el transcurrir del último lustro, la Institución con una trayectoria de 75 años, ha heredado un legado que le ha permitido, conformar un equipo de profesionales con formación de cuarto y quinto nivel, que mantiene valores de pertenencia, ética,

equidad y compromiso social con el país  modelando su cultura organizacional. Con estos valores ha asumido retos en el desarrollo de nuevos proyectos en su organización; su dinámica le ha permitido continuar en la búsqueda de estrategias educativas para que el proceso de formación del talento humano que tiene como misión, esté en sintonía con los lineamientos del marco constitucional, legal, político y económico-social del país y las políticas de salud, para contribuir con la construcción del Sistema Público Nacional de Salud. (Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” 2010).

 

Desde el año 2006, el Ministerio del Poder Popular para la Salud ha reconocido que la necesidad de atender la capacitación del talento humano para el fortalecimiento de las políticas de formación sin exclusión y la creación de nuevos programas educativos, ha demandado la presencia de la institución en todo el país; sin embargo, requiere seguir el proceso de captación de recursos humanos para ampliar su plantel de docentes, para hacer un seguimiento de sus egresados y seguir en la búsqueda de respuestas a una serie de interrogantes que surgen en su devenir ¿qué hacer desde la docencia para apoyar en la solución de las enfermedades ligadas con el deterioro simple que sufre la población, donde los indicadores de enfermedades como la malaria, dengue y Chagas, se incrementan diariamente, y a las que se unen aquellas patologías que acompañan a la sociedad actual, como la violencia, enfermedades hipertensivas, psicosomáticas, drogadicción, SIDA, entre otras?; ¿cómo medir el impacto social de las investigaciones y la pertinencia de sus egresados?

¿Cómo fortalecer la interacción con las comunidades y reconocer los saberes populares para mejorar las condiciones de vida de la población? Una de las respuestas es estabilizar su estructura organizativa y empoderarse del rol que le ha asignado el Ministerio del Poder Popular para la Salud, como es ser el brazo ejecutor de las políticas de formación del talento humano, investigaciones e interacción social en salud, respondiendo a las necesidades sociales prioritarias de la población, Igualmente es imperativo continuar con los procesos de reflexión y análisis crítico, iniciados en el 2010, cuando decide la revisión, rectificación y reimpulso del Proyecto Educativo Instituto Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” para construir de manera colectiva un Plan Educativo para los próximos años, que articule la formación del talento humano del sector salud, con el fin de que se integre en la comprensión e interpretación de una sociedad que se encuentra en la búsqueda de mejores condiciones de vida, teniendo en cuenta que el objetivo estratégico institucional del Ministerio es “Promover condiciones que favorezcan una producción social de la salud enmarcada en la convivencia solidaria, en armonía con la naturaleza y un modo de vida saludable en los territorios sociales” (Memoria y Cuenta 2010).

 

En este año 2011, cuando cumple 75 años, la institución está retomando su liderazgo, ha reconocido sus valores, su bandera y ha reactivado la cátedra dedicada a su fundador, que se ha constituido en un escenario para promocionar sus enseñanzas, discutir sus ideas y analicen su pensamiento y filosofía. Durante dieciocho años ininterrumpidos ha realizado las Jornadas dedicadas a discutir un tema de salud con una convocatoria nacional. Hay un pasado, un presente y un futuro; sus fundadores, sus egresados, personal docente y de investigación, administrativo y obrero siguen siendo sus mejores voceros.

 

Esta Escuela, hoy como Instituto, nuevamente se asoma como la Casa que vence las Sombras.

 

Directores de la Escuela de Malariología y Saneamiento Ambiental1936- 1999

 

Dr. Alberto J. Fernández M. Período 1936-1938.

Dr. Arnoldo Gabaldón. Período 1938-1950.

Dr. Arturo Luis Berti. Período 1950-1964.

Dr. Antonio Gómez Marcano. Período 1964-1970.

Ing. Hernán López Herrera. Período 1974-1976.

Dr. Guzmán García Martín. Período 1976-1980.

Lic. Iván Venero. Período 1980-1984.

Dr. Marcelo Mazzarri Peloza. Período 1984-1994.

Dra. Milady Guevara de Sequeda. Período 1994-1999.

 

Directores Eméritos

Dr. Alberto J. Fernández M.

Dr. Arnoldo Gabaldón.

Dr. Arturo Luis Berti.

Dr. Antonio Gómez Marcano.

Dr. Guzmán García Martín.

Período de Transición

Dra. Evelyn Escalona de Yanes 1999-2001.

 

Directores Ejecutivos del Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldón” 2002-2011.

 

Econ. Pascualina Curcio. 2002.

Dra. Luisa López. 2003.

Dra. Luisa Castillo. 2003.

Ing. Leopoldo Yanes. 2003.

Dr. José León Uzcátegui. 2004.

Dr. Pedro Alcalá Afanador. 2004.

Dr. Oscar Feo Istúriz. 2005.

Dr. Fernando Colmenares Bottaro. 2006.

Dra. Roraima Quiñones. 2007.

Dr. Ricardo Molina Martí. 2007.

Dr. José Rafael Delgado. 2007.

Dr. Mario Gerardo Scarano. 2008.

Dr. Pedro Alcalá Afanador. 2010.

Dr. Jesús Enrique Chacín 2010.

Dra. Tulia Hernández 2012

Ver comentarios

EL SANITARISMO VENEZOLANO RINDE JUSTO HOMENAJE A DR. JACINTO CONVIT GARCÍA 99 ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO 1913-2012

Publicado en por Maiqui Flores

JACINTO-CONVIT.pngJacinto Convit García (Caracas, Venezuela, 11 de septiembre de 1913) es un

médico y científico venezolano, reconocido por desarrollar la Vacuna contra la Lepra y por sus estudios para desarrollar una cura contra diversos tipos de Cáncer. Es Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica de 1987. Posee alrededor de 45 condecoraciones otorgadas por diversas universidades venezolanas y extranjeras.

 

Este insigne Sanitarista ha dedicado toda su vida a la investigación científica. Es considerado una de las más importantes figuras mundiales en la lucha contra la Lepra. Ha desarrollado modelos de vacunación frente a la misma. Ha contribuido al conocimiento de enfermedades infecciosas, especialmente de la lepra y Leishmaniasis, este notable aporte a la ciencia médica, le valió ser postulado en 1988 para el Premio Nobel de Medicina.

 

Médico venezolano cuyo trabajo ha marcado un hito importante dentro de los estudios epidemiológicos, al desarrollar una vacuna para la cura de una de las enfermedades más terribles en la historia de la humanidad, la lepra. Pese a presentar trastornos de salud, los cuales le obligaron a alejarse un poco de los laboratorios clínicos, Jacinto Convit sigue activo y preocupado por el destino de Venezuela.

 

El Sanitarismo Venezolano rinde justo homenaje a quien ha tenido meritorio reconocimiento en la docencia, en la ciencia y gran proyección en lo Nacional e Internacional, miembro fundador y ex presidente de esta Sociedad Científica. Nos unimos en esta celebración augurándole mucha salud en los años por venir.

 

Por la Junta Directiva

Dr. Saúl Peña A Dr. José Emilio Reyes Palacios

Presidente Vicepresidente

Lic. Carmen Flores Lic. Violeta Graterol

Tesorera Secretaria

Dr. Rafael Belmonte Dr. Luis Echezuria M

Secretario de Organización Primer Vocal

Sra. Haydee Mirellis

Segunda Vocal

Ver comentarios

RANKING DE LOS MEJORES HOSPITALES DE AMÉRICA LATINA 2011

Publicado en por Maiqui Flores

hospital-albert-einstein-estrutura.jpgAndrés Almeida Farga,

AméricaEconomía Intelligence

Los mejores en 3D

Por tercer año consecutivo, AméricaEconomía Intelligence se introduce en el corazón de la gestión hospitalaria de América Latina, a través de sus mejores exponentes. Los 45 hospitales y clínicas calificados en la edición de este año conforman una investigación única en este tipo en la región.

HOSPITAL ALBERT EINSTEIN SAO PAULO BRASIL

 

“La salud no tiene precio”, dice un refrán que busca reflejar la relevancia de este servicio, pero técnicamente equivocado. Garantizar atenciones médicas de calidad cada vez es más oneroso, dadas las tendencias de sofisticación creciente de la medicina. Al igual que en todo el mundo, los hospitales y clínicas de América Latina deben manejar la cada vez más tensa relación entre calidad de la prestación y la eficiencia en el uso de los recursos. Algo nada fácil, cuando en eso está en juego la salud de los pacientes y la de los balances.


Ésta es justamente una de las dimensiones que conforman esta tercera edición del ránking de los mejores hospitales y clínicas de América Latina. Bajo el índice Eficiencia, agrupamos una serie de datos financieros y de calidad hospitalaria que nos permiten sintetizar cuán eficiente son estas organizaciones médicas de alta complejidad a la hora de dar servicios de buena calidad. Junto a los indicadores de Seguridad y Dignidad del Paciente, Capital Humano, Capacidad, Gestión del Conocimiento y Prestigio, es una de las piezas clave para dar vida al Índice de Calidad Hospitalaria que rankea a 45 de los mejores representantes de las clínicas y hospitales de América Latina.


Se trata de un club selecto que representa a los más destacados entre las 190 instituciones de salud latinoamericana que fueron invitadas a responder el complejo y extenso cuestionario enviado por AméricaEconomía Intelligence para conocer las mejores prácticas y resultados en la gestión hospitalaria en América Latina. Desde la tasa de ocupación promedio para los quirófanos (60%), el promedio de enfermeras universitarias por cama (6,8 en promedio) o el número de médicos por cada egreso (2,92), este reporte exclusivo da a conocer información clave de los mejores centros de salud de la región. Entre éstos hay hospitales privados, públicos y universitarios, cada uno con sus fortalezas y debilidades, que compiten de igual a igual.

 

La edición de este año, al igual que las dos anteriores, es liderada por el paulistano Hospital Albert Einstein y la santiaguina Clínica Alemana. En el tercer año se coló la bogotana Fundación Santa Fe, seguida muy de cerca por la también santiaguina Clínica Las Condes.

Este año hubo varios movimientos en el ránking debidos principalmente a la incorporación de 15 nuevos hospitales y a la mejor calidad de reporte que están teniendo estas instituciones. Esto permitió a varias mejorar bastante frente a sus posiciones simplemente por el hecho de registrar mejor sus datos. Entre los nuevos destacan el Hospital Samaritano de São Paulo (6º) y Moinhos de Vento de Porto Alegre (9º), así como los colombianos Fundación Cardioinfantil (10º) y Fundación Cardiovascular de Colombia (14º).


Entre los movimientos interesantes se encuentra el de Médica Sur (12º), uno de los más prestigiosos hospitales mexicanos y uno de los fundadores del Ranking en 2009, que pasó del puesto 23º al 12º este año, dada una reformulación completa en 2010 de sus mecanismos de producción de sus propios datos. “Hicimos una reingeniería en el área de calidad, lo que ha implicado que tengamos un mayor orden en el manejo y disposición de indicadores”, dice Juan Carlos López, director de calidad de Médica Sur.


Con la entrega a nuestro equipo investigador de un reporte completo, fue posible dimensionar mejor las capacidades de este hospital. Hace sentido metodológico: un hospital no puede argumentar que tiene una buena calidad a menos que haga un seguimiento riguroso de sus principales indicadores de gestión y esté dispuestos a darlos a conocer.


Una de las dimensiones que conforman el Índice de Calidad Hospitalaria es el de Capital Humano. El servicio de la salud depende de las personas que lo proveen, por lo que gran parte del éxito de una institución se da por su capacidad para atraer, retener y capacitar a sus profesionales. Por ello, escanear al cuerpo médico es esencial para este estudio. Lo interesante es que las 45 instituciones de este año suman 16.300 doctores, de los cuales 7.824 lo hacen a tiempo completo. El 85,1% (13.896) tiene una especialidad y el 17,9% tiene por lo menos una subespecialidad (2.923). No obstante, aún hay campo para crecer: sólo se reportaron 64 médicos (el 0,4% del total) como formados en algunas de las mejores 100 escuelas de medicinas del mundo, de acuerdo al estudio que realiza la publicación inglesa The Guardian.

 

Como la medicina es una actividad que requiere una actualización permanente del conocimiento y una enorme capacidad para administrarlo, otro de los indicadores que miden la calidad organizacional es la Gestión del Conocimiento. Es decir, la manera por la cual los hospitales generan, obtienen y difunden el saber médico. Uno de los indicadores más relevantes en este índice es el de la cantidad de papers publicados en journals indexados en la base ISI entre 2008 y 2011. En esto, el Albert Einstein, con 641 publicaciones, y la Clínica Alemana de Santiago de Chile, con 397, encabezan la tabla. Las dos están muy por encima incluso de hospitales universitarios, como el de la Universidad de Chile (16º), que tercia el indicador con 299.


Uno de los indicadores más relevantes de este ránking, no obstante, tiene que ver con la Seguridad y Dignidad con que se trata a los pacientes. Por ejemplo, tener una gestión adecuada para evitar que los mismos pacientes se contagien de otras enfermedades mientras están hospitalizados. La tasa de infecciones intrahospitalarias es uno de los puntos clave de la gestión de cualquier centro médico del mundo.


    Hicimos una reingeniería en el área de calidad, lo que ha implicado que tengamos un mayor orden en el manejo y disposición de indicadores


Aunque los hospitales que lideran este ránking muestran tasas de infección intrahospitalarias monitoreadas con rigurosidad, la estructura de soporte que acompaña este indicador va decayendo en los tramos inferiores. Esto no necesariamente significa que a menor posición en el ránking se tengan tasas de infección mayores, sino que simplemente su registro y seguimiento tienen menor rigor.


Por su parte, la dimensión de Capacidad es la que permite ponderar los distintos hospitales según su carga y complejidad. Aquí la principal unidad de medida son los egresos anuales, es decir, la cantidad de pacientes hospitalizados que recibe un hospital. Considerando sólo a los hospitales que participaron en las dos últimas ediciones del ránking, se registra un aumento de los egresos promedio desde 15.551 en 2009 a 15.809 en 2010, con una variación de sólo 1,7%. Una cifra exigua, pero no tanto si se considera en relación a la reducción de la inversión de estos mismos hospitales, la que cayó en números agregados de US $ 117 millones en 2009 a US $ 110 millones en 2010.

 

LOS QUE FALTAN

 

Este estudio de hospitales es de participación voluntaria. Sólo están los mejores de aquellos que están dispuestos a entregar la información requerida. No obstante, mediante encuestas y otras pesquisas, nuestro equipo de investigación ha detectado un grupo importante de centros médicos que cuentan con alto prestigio en sus mercados locales, pero que han pospuesto la decisión de participar.


En México, por ejemplo, un país donde abundan las instituciones de alta calidad, a lo que ha apoyado su cercanía con EE.UU. y su vocación por atraer a pacientes que residen al norte del Rio Bravo, todavía no hay suficientes hospitales en carrera. Eso pese a que México ha sido junto a Brasil el país latinoamericano con la mayor cantidad de acreditaciones de la Joint Comission, organización internacional dedicada a la certificación de la calidad de los centros de salud.


No obstante, hoy Brasil lo supera con creces, en un reflejo de los desafíos que tiene la industria médica mexicana, pues la violencia en algunas ciudades del norte ha afectado el proceso de renovaciones y postulaciones a esta acreditación.

Y es que la Joint Comission evalúa la seguridad de la ciudad en que está establecida la institución solicitante.


No obstante, el ABC, Tec de Monterrey, CIMA, el Christus Muguerza, el México-Americano y Clínica OCA, así como otros hospitales en el resto de América Latina, son percibidos por la opinión de médicos y ejecutivos con la calidad suficiente en su gestión como para sobresalir en este ránking.

Quedan invitados para el próximo año.


Así hacemos el Ránking


Qué hospitales pueden participar. Cualquier hospital o clínica de alta complejidad latinoamericano que preste múltiples servicios en una amplia gama de especialidades médicas, y que haya sido mencionado como referente por los ministerios de Salud de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Cuba, Ecuador, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela u otras fuentes pertinentes. Pueden ser tanto públicos y privados, como universitarios. En total se invitó a más de 190 entidades de esos países.

Qué hospitales participaron. Aquellos hospitales y clínicas que enviaron un gran cúmulo de datos relevantes a través de un cuestionario que recoge datos clave en torno a seis dimensiones de la calidad hospitalaria, más un conjunto de documentos que avalan dicha información.

 

Qué mide el ránking. Seguridad y Dignidad del Paciente (25%), es decir, indicadores de procesos y resultados que permiten minimizar riesgos hospitalarios, y transparencia. Capital Humano (25%), considerando el análisis del plantel médico, de enfermería y el gobierno hospitalario. Capacidad (20%), es decir, indicadores de cantidad de egresos, camas, especialidades y subespecialidades médicas, exámenes de laboratorio, cirugías, etc., además de inversiones.


Gestión del Conocimiento (10%), es decir, indicadores que permiten medir la capacidad de generar, obtener y difundir la vanguardia del saber médico en la entidad. Eficiencia (10%), considerando variables de eficiencia médica, como tasas de ocupación de camas o quirófanos, eficiencia financiera (balances y estados de resultado) y los mecanismos de gestión de la calidad. Y Prestigio (10%), que considera, a través de encuestas, la opinión de los médicos de los hospitales participantes y de los lectores de AméricaEconomía suscritos al portal web, y los hitos, logros y alianzas estratégicas alcanzadas por las entidades.

Ver comentarios

JORNADA CIENTIFICA IVIC VENEZUELA/ TRATAMIENTOS DE PACIENTES CON CÉLULAS MADRE: REALIDAD O FRAUDE?

Publicado en por Maiqui Flores

celulas_madre.jpg10:00 am Palabras de Bienvenida
Dr. José Cardier

Unidad de Terapia Celular - IVIC


10:05 am Que son las Células Madre? Que es la Unidad de Terapia Celular del IVIC?
MsSc Olga Wittig
Unidad de Terapia Celular - IVIC


10:20 am Células Madre de Médula Ósea y Sangre de Cordón Umbilical: Uso en Pacientes
Dra. Christian Saltiel
Banco Municipal de Sangre - Caracas


10:40 am Regulación del Uso de Células Madre en Venezuela: Ley Sobre Donación y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células en Seres Humanos
Dr. Nelsón Hernández.
Coordinador del Programa de Trasplantes. Ministerio del Poder Popular para la Salud


11:00 am Tratamientos con Células Madre: Cual es la realidad?
Dr. José Cardier
Unidad de Terapia Celular - IVIC


11:20 pm PREGUNTAS


Fecha: Jueves 20 de Septiembre de 2012
Hora: 10:00 am
Lugar: Auditorio del Centro de Química del IVIC CARACAS VENEZUELA

Ver comentarios

HARVARD TIENE EL BANCO DE CEREBROS MÁS GRANDE DEL MUNDO

Publicado en por Maiqui Flores

 

cerebro-280x170Son más de 3.000 sesos, fundamentales para investigar enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer.


"Trabajando rápidamente con un cuchillo, Harvey tonsuró el cuero cabelludo, cortando de un oído al otro por la parte de atrás de la cabeza, y después hacia la coronilla del cráneo. La piel se desprendió del hueso con un sonido similar al de la cinta de enmascarar al ser arrancada de una superficie. El patólogo movió luego la piel de la cara hasta revelar por completo el cráneo blanco vainilla, y con una sierra cortó la cabeza de Einstein. Partió el cráneo como un coco, removió un poco de hueso, peló las meninges viscosas y cortó las venas conectivas, los nervios y la médula espinal. Y entonces, finalmente, tuvo delante la enorme perla desigual. Harvey metió los dedos temblorosos dentro del cáliz del cráneo y sacó el cerebro reluciente".

Así describe el periodista Michael Paterniti, en su libro Driving Mr. Albert, el comienzo del extraño viaje que tomó el cerebro más famoso del planeta, durante el cual anduvo días flotando en trozos dentro de un recipiente plástico en el maletero de un automóvil. Tras haber cruzado los Estados Unidos de costa a costa, la materia gris que cambió al mundo llegó hasta la Universidad de Princeton, y luego al Museo Mutter, en Filadelfia, donde reposa hoy.


Filadelfia posee a Einstein, pero el banco de cerebros de Harvard, o Harvard Brain and Tissue Resource Center, tiene a su disposición más de 3.000 sesos de gente común y corriente que están resultando cruciales en el estudio del órgano más misterioso del cuerpo humano.


Los cerebros son donados en su mayoría por pacientes que sufrieron enfermedades como Parkinson, Huntington o Alzheimer, y desórdenes psiquiátricos como la esquizofrenia. Pero el banco también necesita cerebros sanos para poderlos comparar con los enfermos.


Anualmente, los técnicos envían hasta 6.000 muestras de tejido a investigadores en todas partes del planeta. Con todo y eso, el banco de cerebros más grande del mundo apenas da abasto: el creciente interés global en las neurociencias y en la genética ha aumentado la demanda de cerebros humanos frescos para estudiar.

"El avance de las tecnologías en materia de secuenciación genética y el estudio de la expresión de los genes hacen que los análisis a nivel molecular estén entre los que más información les sacan a los tejidos cerebrales", dice la doctora Francine Benes, directora del centro.


Los investigadores combinan esta tecnología con imágenes de altísima resolución para hallar las regiones del cerebro que pueden estudiar usando chips de genes, por ejemplo. Esto es particularmente útil para especialistas interesados en enfermedades mentales como la esquizofrenia y la enfermedad bipolar: puesto que existen muy pocas diferencias anatómicas entre los cerebros saludables y los afectados por estos desórdenes, los investigadores se enfocan, más bien, en el interior de las células.

Cualquier persona mayor de 18 años puede donar su cerebro, aunque no todos califican: quienes tengan historial de drogadicción, traumas cerebrales, ciertas enfermedades infecciosas o que hayan vivido con un respirador durante más de 24 horas son descalificados.


La llegada del órgano


Los cerebros donados se empacan entre hielo y son enviados por un servicio de mensajería al banco. Todo esto debe suceder en menos de 24 horas después de la muerte de la persona para evitar que el órgano se deteriore. Una vez llega, le asignan un número de identificación, para proteger la identidad del donante.


Un cerebro fresco y rosado llega una mañana al centro de Harvard. El asistente de procesamiento de tejidos se apresura a ponerse un equipo protector en la cara y comienza a trabajar. Primero, pesa el cerebro. Luego, lo fotografía y lo alista para cortarlo. Tomando un largo cuchillo de cocina, lo parte en dos mitades. Pone una mitad dentro de un cubo plástico con formalina para fijarlo, un proceso que toma 15 días. Pasado este lapso, el cerebro será cortado en muchos trozos pequeños, que serán guardados en repisas metálicas con números de referencia.


Mientras tanto, trabajando bajo un letrero que reza Mortui vivos docent -'los muertos les enseñan a los vivos'-, el técnico corta, lentamente, la otra mitad del cerebro en lascas, como quien rebana un pan. Después, usa un escalpelo para separar las estructuras del cerebro que pueden resultar útiles a los investigadores. Pone estos trozos sobre platos de teflón y luego los sumerge en nitrógeno líquido, lo que libera una nube fría que se expande por todo el recinto.


Las 'tajaditas de mente' se endurecen e instantáneamente se tornan blancas. La congelación inmediata preservará indefinidamente todas sus estructuras. Más adelante, serán recogidas en bolsas plásticas y guardadas en congeladores a -75 grados centígrados.


La información de este cerebro, incluyendo su historial clínico y reporte patológico, será guardada en una base de datos a la cual tienen acceso los investigadores. Esto les permitirá pedir partes de cerebros específicos, según sus necesidades. Por ejemplo, alguien que esté estudiando el Parkinson podría estar interesado en una región del cerebro medio llamada substantia nigra -responsable del movimiento-, ya que dicha zona ha estado implicada en esa enfermedad.


Cuando se recibe un pedido, los técnicos del banco de cerebros recortan un cuadrito de un centímetro de la estructura requerida y lo envían al científico, sin costo alguno. Cada cerebro quedará preservado por años hasta que no haya más material que enviar. Desafortunadamente, las donaciones -especialmente las de los cerebros sanos y de pacientes que sufrieron ciertas enfermedades psiquiátricas- no alcanzan a abastecer la demanda de los investigadores. Pese a que para donar solo hay que enviar un correo electrónico, el banco de Harvard solo recibe unos 300 cerebros al año y necesita, por lo menos, otros 50.


Más profundo que una resonancia

La importancia de los cerebros 'frescos'


El tejido cerebral fresco es esencial para las investigaciones. Técnicas como las imágenes por resonancia magnética y la tomografía de emisión de positrones ven el funcionamiento de los cerebros de las personas vivas, pero no pueden ver las células nerviosas.Entender la química de las células en las regiones enfermas del cerebro, es decir, qué proteínas están presentes y qué genes están activos, puede ayudar a los científicos a desarrollar diagnósticos y tratamientos. Entonces, para identificar la tarjeta química de presentación de enfermedades como el autismo, el Alzheimer o el Huntington, los científicos necesitan una constante cantidad de cerebros frescos.


Ver comentarios

ESTUDIO COMPARADO DE LOS SISTEMAS DE SALUD DE MERCOSUR Y CHILE 2000

Publicado en por Maiqui Flores

 

mercosur3DANIEL OLESKER

PROFESOR GRADO V

FAC. DE CCEE UNIV. DE LA REP.ca

 

Los rasgos básicos de los sistemas de salud nacionales

 

Los países del Mercosur y Chile no constituyen un conjunto homogéneo sino que presentan diferencias en cuanto a su estructura demográfica, perfil de salud, renta por habitante, dinero que gastan en salud y en las estructuras institucionales que dan forma a sus sistemas de de salud. Sin embargo, en todos ellos el origen de esos sistemas de protección en salud es similar y todos ellos comparten también el hecho de haberse visto enfrentados a la necesidad de introducir reformas en dichos sistemas, debido a la existencia de problemas que se han tornado ineludibles por presión social o política, interna o externa. Los problemas más relevantes son:

 

a)    La inequidad, expresada en la existencia de sistemas públicos - mal atendidos, con escasez de recursos, con problemas de cobertura, acceso, calidad y oportunidad de atención- orientados a los segmentos más pobres de la población y sistemas privados que ofrecen mejores condiciones de cobertura, acceso y oportunidad a aquellos que puedan pagarlos, es decir, a los segmentos más pudientes de la población

b)    La ausencia de marcos regulatorios adecuados y de instituciones capaces de supervisar el cumplimiento de dichas regulaciones

c)     Las relaciones de poder que se establecen entre las entidades que tienen la responsabilidad de prestar el servicio y grupos de interés político, gremial o económico, incluido los propios equipos gubernamentales.

d)    Los costos crecientes del sistema, agravados por los procesos devaluatorios recientes, el incremento de los copagos y por ende el elevado porcentaje de pago directo del bolsillo del usuario, que provocan la auto-exclusión de muchos cotizantes de los sistemas de prepago

e)    La ausencia de cobertura adecuada para los trabajadores informales

f)     Las inequidades regionales en el acceso a los sistemas de salud.

g)    La insatisfacción de los ciudadanos respecto del sistema

 

Cuando los modelos LACE en la región desarrollaron sus estrategias, la expansión de la cobertura de salud aumentó al mismo tiempo que aumentaron sus grados y calidades de inequidad. En este escenario actual de crisis de los modelos LACE y teniendo como elementos condicionantes los procesos de ajuste económico frente a estas crisis que han generado costos importantes en términos de un deterioro de las condiciones de trabajo, un fuerte aumento del trabajo informal y un incremento de la pobreza urbana, los problemas latentes en muchos de los países durante los 90 florecieron con toda intensidad.

Al mismo tiempo comenzaron a adquirir fuerza proyectos de reforma tendientes a introducir mayores niveles de “mercado” en los sistemas de salud nacionales. De hecho, todos estos países continúan en la actualidad implementando proyectos orientados a resolver uno o más de los problemas mencionados. Es así como Brasil intenta fortalecer un sistema público único y de cobertura universal de salud, donde el aseguramiento y la provisión no se encuentran diferenciados; Argentina, Uruguay y Chile buscan fortalecer la capacidad regulatoria del sector público e introducir modificaciones tendientes a mejorar la cobertura y disminuir las diferencias de calidad, acceso y oportunidad de atención en escenarios donde las instituciones privadas son actores estables y poderosos del sistema y existe una diferenciación entre los roles de aseguramiento y provisión de servicios de salud; y

Paraguay, por su parte, se encuentra en un proceso de consolidación institucional tendiente a lograr un sistema único de salud, donde sin embargo no es posible predecir la dirección que tomará el proceso, debido principalmente a los serios problemas de cobertura que ofrece el sistema y al bajo gasto por persona en salud, lo cual representa un obstáculo para el Estado en términos de la posibilidad de financiamiento del sistema.

 

Los países del estudio

 

Cuadro 1: Cuadro Comparativo Indicadores Países Mercosur Y Chile

 

Indicador

 

Argentina

 

Brasil

 

Chile

 

Paraguay

 

Uruguay

 

Económicos, sociales y demográficos

 

 

 

 

 

Población total (en mies de 1996)

36.000

157.000

14.000

. 5.100

3.163.

 

PIB per cápita (US$)

 

 

 

 

 

 

Tasa de Fecundidad

2,6

2,5

2,4

4,2

2,4

 

Esperanza de vida al nacer

73,5

68,0

75,0

70,0

74,0

 

Mortalidad Infantil (por 1.000)

22,0

42,0

10,0

39,0

17,5

 

Mortalidad Materna (por 100.000)

44,0

114,2

30,0

130,7

21,0

 

Alfabetización (%)

96,5

85,0

90,0

85,0

97,0

 

Acceso a agua potable (%

poblac.)

 

81,0

85,5

91,0

39,0

82,0

 

Alcantarillado (% poblac.)

61,0

60,0

81,0

14,8

92,0

 

Gasto en Salud

 

 

 

 

 

 

Gasto (% PIB)

9,7

4,6

5,0

5,1

13,4

 

Gasto en salud per cápita (US$)

388

180

240

--

564

 

Recursos y Servicios

 

 

 

 

 

 

Médicos (por 1.000 hab.)

2,7

1,5

0,5

0,7

3,7

 

Enfermeras(por 1000 hab.)

2,4

3,2

0,2

0,1

1,7

 

Cobertura de la red de salud (%)

92,0

75,0

95,0

100,0

96,0

 

 

Fuente:: Cecilia Acuña Evolución de los sistemas de seguros de salud de los países del Mercosur y Chile

 

Como se puede observar, desde el punto de vista demográfico los países en estudio presentan estructuras muy distintas entre sí. Argentina, Chile y Uruguay se encuentran en una fase de envejecimiento de la población, con bajas tasas de fecundidad, una importante disminución de la mortalidad materna e infantil y un fuerte aumento de la expectativa de vida para ambos sexos. En Brasil las tasas de fecundidad han experimentado una marcada disminución en los últimos años, pero aún muestra altas tasas de mortalidad materno-infantil y un aumento de la expectativa de vida para ambos sexos menor que los países mencionados anteriormente.

 

Paraguay aún mantiene altas tasas de fecundidad y su tasa de mortalidad materna aún es alta, pero muestra progresos importantes en la reducción de la tasa de mortalidad infantil y en el mejoramiento de la expectativa de vida de su población para ambos sexos. Desde el punto de vista epidemiológico, Argentina, Chile y Uruguay comparten un escenario de transición donde las enfermedades crónicas no transmisibles - aquellas propias de las poblaciones de países industrializados- conforman las principales causas de muerte, aún cuando las condiciones derivadas de la pobreza tienen aún un peso significativo en el estado de salud de la población, particularmente la más pobre. En Paraguay y Brasil en cambio, las enfermedades transmisibles todavía son causas importantes de muerte en la población, particularmente en el caso de Paraguay. Brasil presenta una realidad particular, ya que en el Sudeste del país el perfil de mortalidad es similar al de Argentina, Chile y Uruguay, en tanto en el región Nordeste, Norte y Centro-oeste, éste se asemeja más al de Paraguay.

 

Estas realidades determinan demandas distintas al sistema de salud por parte de la población y también diferentes prioridades sanitarias. En términos económicos, ello se traduce en distintos costos a abordar para satisfacer las necesidades de salud de la población y en estructuras de gasto que dependen de estas variables y también de las condiciones de infraestructura disponibles. En general, a medida que la población envejece, que aumenta la expectativa de vida y disminuye la mortalidad, la importancia de las enfermedades crónicas no transmisibles se vuelve mayor y aumenta el costo en salud, pero al mismo tiempo los factores de prevención ligados a la vida cotidiana (cigarrillo, alcohol, etc) aumentan de peso, jerarquizando los niveles de prevención en salud.

 

Por otra parte, una población con altas tasas de fecundidad y de mortalidad materno-infantil y un peso importante de enfermedades transmisibles como causa de muerte, requiere aumentar la atención profesional del embarazo y el parto, mejorar la provisión de servicios de salud dirigida a los niños y reforzar las campañas sanitarias destinadas a prevenir enfermedades infecto-contagiosas (por ejemplo, a través de vacunas), todo lo cual muchas veces demanda fuertes inversiones en infraestructura hospitalaria, así como en medicamentos e insumos. Para los sistemas de protección de salud y específicamente desde el punto de vista del aseguramiento, estas distintas situaciones demográficas y epidemiológicas se traducen en grupos poblacionales sometidos a diferentes riesgos. Dichos riesgos implican opciones diferentes en cuanto a las enfermedades o condiciones de salud a priorizar en términos de cobertura (paquetes de salud) y también distintos costos que deben ser enfrentados por el sistema para atender de manera adecuada las demandas de atención que ellas determinan.

 

Ello a su vez, puede generar diversos arreglos destinados a cubrir dichos costos, tales como el cobro de impuestos generales, impuestos específicos, cotizaciones y gasto directo desde el bolsillo del usuario. Estas diferencias de demandas en salud se integran en un contexto de países que aplicaron modelos económicos y sociales similares, como hemos visto y al mismo tiempo todos ellos emergieron, en los años ochenta o noventa, de dictaduras que representaron años de atraso en lo referente a las libertades ciudadanas, a la participación social y a la construcción de ciudadanía. En la mayoría de los casos además, esto se asoció a un gran empobrecimiento del sector público en términos de la provisión de servicios especialmente en el sector salud y educación

 

Otra característica importante común a todos estos países está dada por las grandes variaciones regionales al interior de sus territorios en cuanto a la provisión y disponibilidad de servicios, lo cual se refleja en un desmedro de la situación de salud de los grupos de población que viven en lugares alejados de los grandes centros urbanos. Ello sin embargo queda oculto detrás de los indicadores generales de cada país y da origen a serias inequidades al interior de ellos.

 

En cuanto a sus sistemas sociales de protección de la salud, los países del Mercosur y Chile tienen un origen relativamente similar en organismos atomizados, compuestos por instituciones que ofrecían asistencia médica dentro de esquemas de protección insertos en la idea de la seguridad social, sobre la base de la solidaridad intragrupal. Algunas de estas entidades se organizaron a partir de asociaciones profesionales o grupos de inmigrantes europeos, como ocurrió en Uruguay. Otras se organizaron por ramas de actividad económica, como en Argentina, Chile y Brasil. En Uruguay, estas agrupaciones dieron origen a las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (IAMC). En Argentina se originaron las Obras Sociales (OS), en Brasil las Cajas de Asistencia y Previsión Social (CAPS) y en Chile el Servicio Médico Nacional de Empleados (SERMENA) que luego se transformaría en el Fondo Nacional de Salud (FONASA). En Paraguay también se creó un sistema de seguridad social pero desde sus orígenes tuvo muy baja cobertura, alcanzando en promedio sólo al 12% de la población.

 

En síntesis nos encontramos frente a realidades con grados de homogeneidad y al mismo tiempo con diferencias fuertes en materia socio económica,

 

Conclusiones

1)    En los países de la región en los últimos 30 años a través de los gobiernos dictatoriales se han implementado modelo liberales y aperturistas. En los años 90 las democracias de la región han profundizado dichos modelos, generando un proceso creciente de exclusión social, más allá del crecimiento económico.

2)    En dichos modelos la salud ha sido un facto de resistencia a la mercantilización de las relaciones sociales propias de estos modelos y, salvo en Chile y las debilidades de Paraguay, han mantenido en parte sistemas públicos y/o sociales fuertes y de cobertura amplia.

3)    La crisis de los modelos liberales que han incrementado los niveles de exclusión característicos de los modelos LACEs, han generado un espacio para pretender profundizar las reformas mercantiles del sistema de salud y dar mayor espacio a la medicina privada, generando importantes ganancias para estas empresas.

4)    Las llamadas reformas del estado (ahora de segunda generación) intentan r profundizar los procesos de privatización del sector salud ya se apor la vía directa del ingreso de las medicinas privadas en la prestación directa de servicio, ya sea “ dentro” del sector público o social como se ha demostrado en este trabajo.

5)    Al mismo tiempo, en consonancia con el resto de la sociedad, se introducen normas de flexibilización laboral para los trabajadores del sector Esto se da en un contexto en el cual los modelos sociales vigentes se encuentran debilitados por el propio desarrollo del sector, encontrándose como sus principales debilidades relativamente comunes a todos los países

 

BIBLIOGRAFÍA

 

·         Acuña Cecilia Evolución de los sistemas de seguros de salud de los países del MERCOSUR y Chile

·         La Reforma del sector salud en Chile: Análisis y Perspectivas

·         Cid Camilo: La salud en Chile y sus problemas de financiamiento.

·         Instituto Cuesta Duarte P.I.T. -- C.N.T Los uruguayos pagamos más pero el sistema mutual está en emergencia

·         Olesker Daniel La salud mutual en Uruguay: 6 problemas centrales y propuestas de solución

·         O.P.S. La Salud de las Américas

·         MINEPLAN Chile Informe Salud Chile 2000

·         O.I.T. Estudio empírico sobre la exclusión social en el caso Argentino

·         O.I.T. Estudio empírico sobre la exclusión social en el caso Chileno

·         O.I.T. Estudio empírico sobre la exclusión social en el caso de Brasil

·         Tavarez Laura Carvalho José A política de saúde no Brasil nos anos 90

Ver comentarios

1 2 > >>