{DR MAIQUI FLORES % title %}
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PARA LOS VENEZOLANOS LA EDUCACIÓN NO ES UN PROBLEMA

Publicado en por Maiqui Flores

educacion

Publicado en Últimas Noticias el 20 de enero de 2013

Por: Mariano Herrera

Es un lugar común  afirmar que la educación es una solución para muchos de los problemas de Venezuela y por eso es indispensable mejorar su calidad. Ahora bien, las encuestas de opinión muestran que la educación no figura entre los principales problemas de los venezolanos. Incluso algunos estudios parecen indicar que alumnos y familias están satisfechos con lo que les ofrece el sistema educativo. De hecho, la educación no parece influir, por ejemplo, en las elecciones. Las diferencias entre las políticas educativas entre estados, no parece haber impactado, al menos en las elecciones regionales.

 

No obstante, existe un severo deterioro, observable en lo poco que aprenden los alumnos, la pérdida de valor de los diplomas, como el bachillerato, que ya no significa mucho para los empleadores y tampoco garantiza dominio de las exigencias universitarias. Evaluaciones nacionales e internacionales no nos dejan bien parados. Y, si nos atenemos al comportamiento ciudadano, la convivencia, el respeto al otro, la honestidad individual, los resultados no parecen mostrar mejoras en los últimos 40 años. Cabe preguntarse entonces, si las investigaciones nacionales e internacionales reflejan graves problemas en la calidad de la educación, ¿qué es lo que tiene tan satisfechos a los venezolanos? 

 

Aquí caben muchas hipótesis. Una de ellas es que otros asuntos sociales, como la inseguridad, el desempleo, el alto costo de la vida, ocultan todo lo demás. También puede ser que la propaganda política y los beneficios de las misiones educativas tengan impacto en esa percepción positiva. Puede pensarse que para los sectores más desfavorecidos, (estratos D y E), que son mayoría, el hecho de que haya escuelas con alimentación, con todo y sus fallas, es bien percibido. Menos fácil es saber cómo está la calidad de la educación.

 

De modo que puede también deberse a que el problema no es visible. Como muchas enfermedades, no se ven si no se hacen exámenes. No hay síntomas cotidianos que alerten. Corresponde a líderes y responsables institucionales, poner el termómetro y mostrar los resultados. Sin esa información, nadie sabe si hay enfermo ni qué enfermedad lo aqueja. Y, ¿quién se preocupa por alguien que no se sabe que está enfermo? El gobierno actual nunca se ha preocupado por evaluar el sistema, los aprendizajes tanto en relación con conocimientos como con valores. Es como si un adulto cincuentón con síntomas de cansancio y dificultades para respirar, no se haga nunca ningún examen médico. Es una negligencia que puede tener severas consecuencias. ¿Por qué el gobierno nunca se ha preocupado por evaluar el sistema educativo ni el nivel de los aprendizajes de los alumnos? Porque el dogma ideológico dicta que eso sería someterse a los valores burgueses y a la dominación de la ciencia capitalista. Es una inmensa negligencia política con consecuencias sociales muy severas. Consecuencias que no afectan a los actuales responsables. Pero sí a los alumnos y a toda la sociedad.

 

Comentar este post