{DR MAIQUI FLORES % title %}
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

LA MIGRACIÓN DE MÉDICOS EN VENEZUELA

Publicado en por Maiqui Flores

Medicos emigrantesHernández T, Ortiz Gómez Y. Rev Panam Salud Publica. 2011;30(2):177–81


La creciente globalización de la economía ha tenido un fuerte impacto en la migración internacional. Se estima que al menos 175 millones de profesionales viven fuera de su país de origen y que, de ese número, 65 millones son económicamente activos (1). El análisis de la carencia de médicos, apremiante en 57 países del mundo, prevé la competencia por este capital humano y la intensificación de la migración internacional (2). La dinámica migratoria es compleja y las distintas teorías que tratan de explicarla suelen incluir variables tales como transición demográfica, globalización de los medios de comunicación, dependencia cultural, estrategias socioculturales y redes familiares (3).


La migración de personal de salud dentro del territorio nacional o hacia países desarrollados conlleva problemas en el funcionamiento de los sistemas sanitarios porque genera escasez, distribución inadecuada y falta de idoneidad y adecuación por parte del personal médico a las necesidades de la población (4, 5). En Venezuela, fuentes no oficiales señalan que el flujo migratorio de profesionales de la salud hacia países vecinos se inició en 1983, aunque tal fenómeno es difícil de cuantificar e incluso de comprobar debido a la también frecuente movilización de profesionales para cursar estudios de postgrado y a sistemas de registro migratorio deficientes que no permiten estratificar datos de salidas y entradas por campo de experticia profesional (6). La dirigencia del gremio médico venezolano estima que entre 2008 y 2009 migraron más de 2.000 médicos, cifra que para 2007 representaba 9,6% de los médicos adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Salud (7, 8).


Dentro de esta corriente transfronteriza de profesionales sanitarios, destaca la presencia en Venezuela de un importante número de médicos provenientes de Cuba. Su entrada comenzó en 2004, la creación del Sistema Público Nacional de Salud (SPNS), a raíz de un convenio de cooperación suscrito entre ambos países que incluyó el programa “Misión Barrio Adentro”, en cuyo marco prestan servicios más de 15.000 médicos cubanos que, distribuidos en toda la geografía nacional, atienden a alrededor de poco o ningún acceso a servicios de salud (9). Para dar sostenibilidad a este sistema con talento venezolano, se creó el Programa Nacional de Formación en Medicina Integral Comunitaria (PNFMIC), diseñado por universidades nacionales y administradas en distintos espacios educativos del  territorio nacional, articulando la formación, el trabajo y la vida social (10).


El programa se ejecuta de forma municipalizada, con criterios de ingreso flexibles dada la política nacional de inclusión en educación superior. La matrícula actual alcanza a 27 018 estudiantes, de los cuales se espera que en diciembre de 2011 egresen 8.205 nuevos médicos, lo que significa un incremento de 504,9% respecto al promedio anual de 1.625 graduados durante el período 2000–2004 (11, 12). Este aumento de médicos ha llevado a diseñar nuevos mecanismos para su ingreso al SPNS, proponiéndose inicialmente la incorporación con beca para estudios de postgrado, priorizados según necesidades asistenciales, y la posterior asignación de cargos de carrera en la administración pública como especialistas, con esquemas de ascenso basados en años de práctica y crecimiento profesional.


Dada la actual demanda internacional de médicos, así como la existencia de convenios que facilitan el reconocimiento de títulos para ejercer la profesión en el exterior, en Venezuela preocupa la posibilidad de que tenga lugar una fuga de estos recursos. El presente trabajo se propuso precisamente analizar el modo en que tanto los profesionales graduados como los estudiantes de medicina perciben el proceso migratorio de médicos, con el objeto de determinar los factores que podrían incidir en su intención de emigrar.


MATERIALES Y MÉTODOS


Se realizó un estudio exploratorio aplicando técnicas cualitativas y cuantitativas, mediante una entrevista semi estructurada y una encuesta realizadas en el mes de julio 2010. Se entrevistó a cuatro informantes clave: médicos vinculados a la Escuela de medicina de la Universidad Autónoma (tradicional [UT]), a la dirigencia gremial, a la cooperación internacional y a la asamblea legislativa. Las categorías de análisis fueron percepción sobre la migración, países de destino, impacto de la migración en el sistema de salud, posición de las autoridades nacionales, estrategias implementadas, sistema de monitoreo y proceso de planificación de recursos humanos en salud. La información fue exportada a un software de libre divulgación para análisis cualitativo, estableciéndose un manual de códigos. El análisis comprendió categorización deductiva e inductiva, contextualizada con el enfoque del modelo conceptual del Programa de Líderes en Salud Internacional (13).


La encuesta, por otro lado, fue aplicada a 36 estudiantes del último año de la carrera de medicina: 12 estudiantes de la Escuela de Medicina de la UT—cuyo ingreso se da a través del Sistema Nacional de Ingreso a la Educación Universitaria— y 24 del PNFMIC, quienes ingresan mediante el Proceso Nacional de Inscripción convocado por las seis universidades experimentales nacionales responsables de la acreditación. A los estudiantes se los indagó acerca de las razones que podrían llevarlos a emigrar, incluidas las personales y familiares, laborales, profesionales, contextuales y del entorno. Para cada una de las razones se estableció una escala de uno a siete, adjudicándoseles un valor cuatro (4) al efecto neutro, siete (7) al efecto máximo motivador para la emigración y uno (1) al efecto máximo para no emigrar. Además, se les preguntó sobre las ventajas personales y profesionales de emigrar, los motivos para permanecer en el país y  qué medidas consideraban que podían amortiguar el impacto de la emigración de médicos en el sistema de salud. El procesamiento y análisis (univariado y bivariado) de los datos se realizó en Epi-Info. El proyecto fue avalado por el Comité de Ética del Instituto de Altos Estudios “Dr. Arnoldo Gabaldon”, clasificándolo como una investigación sin riesgo. Todos los participantes suscribieron un consentimiento informado.


RESULTADOS


Los entrevistados refirieron que la migración de médicos era inusual en décadas pasadas, que pasaba casi inadvertida y que comenzó dentro del país hacia el sector privado. Más tarde empezó a notarse por el surgimiento de vacantes en plazas de postgrado que afectaron el funcionamiento de la red hospitalaria y, finalmente, se manifestó en la salida al exterior, con España, Estados Unidos y Australia como principales países receptores.


Entre las causas atribuidas a la migración, los entrevistados señalaron la inseguridad en el ejercicio profesional, los bajos salarios y la falta de reconocimiento social. Como estímulo para emigrar destacaron el déficit de recursos humanos a nivel mundial, mientras que consideraron una debilidad el hecho de que Venezuela no contara con estrategias de reclutamiento y de retención de médicos. Dijeron que hacía falta establecer leyes y políticas, sugiriendo la necesidad de revisar la Ley del Ejercicio de la Medicina en discusión conjunta entre el gobierno y el gremio, con la rectoría del Ministerio del Poder Popular para la Salud. También opinaron que hacía falta introducir medidas como la contraprestación de servicios, requisitos de salida para el ejercicio profesional en el exterior y otorgamiento de becas para estudios supeditado al compromiso de retorno al país.


Además, los entrevistados hicieron notar que el tema de la migración de médicos no está incluido en la agenda política nacional, probablemente debido a la falta de registros oficiales, la carencia de evidencia científica y la suficiencia en la red de atención primaria por vía de convenios internacionales. Hubo diferentes opiniones acerca de los sistemas de monitoreo.

El representante de la asamblea nacional consideró que los registros de la Dirigencia gremial no eran confiables, mientras que el delegado gremial dijo que los trámites para obtener la documentación requerida por los países receptores constituyen una prueba clara del problema migratorio.


Finalmente, los entrevistados calificaron a la planificación de recursos humanos entre los sectores educativo y sanitario como desarticulada, sin estrategias de reclutamiento ni incentivos para la permanencia, mencionando como una de las causas a las deficiencias en el sistema de registro.


Encuesta


La encuesta administrada a un total de 36 estudiantes participantes en esta fase de la investigación indicó que la intención de migrar fue de 13,8%, 25% en el grupo de 12 estudiantes de la UT y de 8,3% en 24 del PNFMIC. Las respuestas revelaron que los motivos personales, familiares y de contexto no influyeron de manera importante (menos de 3%) en la intención (o no) de migrar, en tanto que las razones profesionales tuvieron un efecto motivador moderado para 13,8% y las laborales ejercieron una alta motivación para 16,6%, con una marcada diferencia entre los estudiantes de la UT (33,3%) y los del PNFMIC (8,3%).


Los motivos laborales aducidos por los estudiantes de la UT incluyeron la posibilidad de conciliar la vida personal y la laboral (33,3%), mejor remuneración (25%), acceso a formación continua (25,0%), un mejor modelo del sistema de salud (25,0%) y la disponibilidad de recursos básicos para el ejercicio (16,6%), mientras que los del PNFMIC destacaron solo el acceso al desarrollo profesional (41,6%).


Entre las razones profesionales de alto efecto motivador identificadas por el grupo de la UT se encontraron ganar experiencia profesional en otro contexto, especializarse, cursar doctorados, acceder a investigación, conocer nuevas tecnologías, en porcentajes de 33,3% a 41,6%, mientras que el grupo del PNFMIC señaló únicamente lograr una especialización (12,5%). Entre los factores contextuales y del entorno con alto grado de motivación para emigrar, ambos grupos de estudiantes señalaron alcanzar mejores condiciones de vida y mejores oportunidades de acceso a la educación de los hijos. Respecto a las razones para permanecer en el país, los estudiantes de la UT mencionaron la necesidad de que mejoren las condiciones laborales (33,3%) y aumenten los salarios (25,0%), además de contar con oportunidades de superación, ejercicio profesional, fortalecimiento del sistema de salud y disponibilidad de recursos. El grupo del PNFMIC incluyó además aspectos como la familia y su servicio al país.


Como medidas para amortiguar el impacto de la migración, los dos grupos de estudiantes coincidieron en señalar la firma de convenios de cooperación, la unificación y consolidación del SPNS, la creación y el acceso a cargos con salarios adecuados y una infraestructura asistencial sólida y dotada de insumos y equipos, además del acceso a créditos para bienes y servicios a fin de cubrir las expectativas de vida. En este caso, los estudiantes de UT añadieron las oportunidades de formación continua, el acceso a nuevas tecnologías y la seguridad social, en tanto que los del PNFMIC plantearon la formación de médicos con preparación político-ideológica y en valores.


REFERENCIAS

1.Stilwell B, Diallo K, Zum P, Dal Poz MR,Adams O, Bunchan J. Developing evidencebasedethical policies on the migration ofthe health workers: conceptual and practicalchallenges. Hum Resour Health. 2003;1(8):1478–4491.

2.Organización Panamericana de la Salud. Metasregionales en materia de recurso   humanos para la salud 2007–2015. 27a Conferencia Sani-

3. Organización Panamericana de la Salud. Migración de recursos humanos en salud. Estudio Subregión Andina. Lima, Perú: OPS; 2006.

4. Organización Panamericana de la Salud. Plan Estratégico 2008–2012. Documento oficial no. 328. Serie de documentos de planificación. Washington, D.C.: OPS; 2007.

5. Organización Panamericana de la Salud. Reunión Andina de migración de los profesionales de la salud. Lima, Perú: OPS; 2009.Disponible en: http://www.observarh.org/ andino/migracion/fulltext/informe_ reunion_migracion.pdf Acceso el 15 de julio de 2011.

6. Berroterán MA. Migración de médicos: una fuga poco saludable. Academia Biomédica Digital. Disponible en: http://vitae.ucv.ve/ ?module=articulo&rv=6&n=176 Acceso el 15 de julio de 2011.

7. El Nacional. Migración de médicos venezolanos: ¿Exilio o avalancha? Disponible en: http://el-nacional.com/www/site/p_con tenido.php?q=nodo/106217/Ciencia%20y%2 0Bienestar/Migraci%C3%B3n-de-m% C3%A9dicos-venezolanos:-%C2%BFExilioo- avalancha Acceso el 15 de julio de 2011.

8. Ministerio del Poder Popular para la Salud, Venezuela. Informe del observatorio bolivariano de talento humano y recursos para la salud. Disponible en: http://www.obser varh.org/andino/eventos/ivencuentro/dia1/ venezuela.pdf Acceso el 15 de julio de 2011.

9. Organización Panamericana de la Salud. Barrio Adentro: derecho a la salud e inclusión social en Venezuela. Caracas, Venezuela: OPS; 2006.

10. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No 39.032. Resolución 3.149: Programa Nacional de Formación en Medicina Integral Comunitaria. Caracas, Venezuela; 2008.

11. Ministerio del Poder Popular para la Salud, Venezuela. Necesidades de Trabajadores y Trabajadoras. Recursos para la Salud. Dirección de Investigación y Educación. Caracas, Venezuela; 2011.

12. Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Venezuela. Políticas de Formación de Profesionales y Técnicos. Dirección de Investigación y Educación. Caracas, Venezuela; 2005.

13. Organización Panamericana de la Salud. Abordaje de temas de salud bajo la perspectiva de la salud internacional y la construcción de un modelo conceptual para su comprensión. Washington, D.C.: OPS; 2010.

Comentar este post