Seguir este blog
Administration Create my blog
22 Oct

Documento para la Discusión: El Sistema Público Nacional de Salud que necesita el Socialismo del siglo XXI

Publicado por Maiqui Flores  - Etiquetas:  #Investigacion Servicios Salud

Elaborado por: Pedro Alcalá Afanador

Agosto de 2.009


Ideas Iniciales

Nos encontramos nuevamente, ante una de las crisis periódicas de la Atención Sanitaria de nuestro Sistema Público Nacional de Salud (SPNS), que de una u otra manera provoca la salida de un ministro, con ello se “personifica” la crisis, lo que desvía la atención hacia el verdadero foco de la crisis del SPNS, que es una crisis gramsciana, no termina de morir el sistema de salud de la IV República, pero tampoco termina de nacer el sistema de salud de la V República que requiere la construcción del socialismo del siglo XXI.

Esta nueva crisis, puede ser la oportunidad para que de una vez por todas, se inicie la unificación del Ministerio del Poder Popular para la Salud y por lo menos el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), que la nueva institucionalidad en Seguridad Social contempla la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) y el artículo 125 de la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social, que establece que, “todas las instituciones prestadoras de servicios públicos de salud, deberán integrarse progresivamente dentro de un lapso no mayor de 10 años en el SPNS”, de ese lapso ya casi han transcurrido 7 años, por lo que nos quedan solo tres años, para lograr la mencionada integración.

Las reflexiones que a continuación comparto, tienen la intención de generar un debate, que ponga en blanco y negro de manera clara y precisa, nuestro actual SPNS, que le permitan al nuevo ministro, desarrollar acciones con la finalidad de lograr una gestión en salud, eficiente, efectiva, transparente y transformadora.

Creemos que es necesario debatir, pero simultáneamente accionar estratégicamente, desde lo Político Ideológico, lo Científico Técnico y lo Ético Moral, hemos llegado al umbral de la celebre invitación de Don Simón Rodríguez: “Inventamos o erramos”, tenemos que atrevernos, porque el camino y la lucha es larga y debemos comenzar ya.

El Sistema Público Nacional de Salud

El nacimiento de la Clínica es anterior al de la Salud Pública en la historia de la humanidad y ello se debe a que el hombre primitivo fue nómada, y en ese andar por el mundo, al enfermarse, herirse o accidentarse, necesitó a alguien que lo atendiera y consolara en su sufrimiento, de igual manera al alcanzar el hombre la bipedestación junto a los muchos beneficios de ésta, también trajo inconvenientes al  momento del parto, ameritando la participación de otras personas, para su atención y los cuidados de las crías, las hembras de las bandas de hombres prehistóricos,

“Las hembras era también recolectoras y por ello capaces de perfeccionar la capacidad instintiva de utilizar hierbas medicinales que muchas especies animales comparten. Así pues, podría haberse producido cierta dedicación especializada al cuidado de enfermos por parte de algunas mujeres en las bandas prehistóricas, incluso antes de que se desarrollaran el chamanismo y la brujería.

En cambio, los antecedentes de la salud pública tienen que ver con los primeros asentamientos estables de poblaciones humanas que, hace unos diez mil años, empezaron a congregar a centenares y miles de personas, lo que hace imprescindible construir almacenes de alimentos que deben conservarse algún tiempo y, sobre todo, abastecerse de agua y eliminar los residuos.

Si bien la relación entre tales actividades y las enfermedades no era obvia, resultaban imprescindibles para la supervivencia y desde luego para la calidad de vida de los moradores.

A pesar del carácter individual de su ejercicio la práctica primitiva de la medicina debió ser una más de las aportaciones de los miembros del grupo a la vida comunitaria. Una actividad integrada en la unidad de clan, el único ámbito en el que era posible sobrevivir y reproducirse. Sin embargo, la dimensión colectiva de las actividades de saneamiento, necesaria para mantener la viabilidad de las primeras ciudades, implica un grado mayor de complejidad, acorde con las nuevas características que empiezan a adoptar las sociedades humanas y que nunca abandonarán totalmente. Hasta el punto que la opción urbana se ha impuesto finalmente como la organización social predominante”.

Los griegos con Hipócrates a la cabeza hicieron grandes aportes a la Clínica.

Los romanos hicieron un aporte invalorable a la salud pública de la humanidad, de actual vigencia, al inventar el acueducto, quizás la primera gran acción de salud pública porque se sustenta en un enfoque poblacional, es decir, para beneficio de todos.

En la larga historia por siglos del desarrollo de la humanidad, continuó la separación entre la Clínica y la Salud Pública, caminos paralelos, sin encontrarse y articularse.

Dicha separación se fue acentuando, en la medida en que la medicina fue avanzando con el descubrimiento primero de los microorganismos patógenos, la aparición de la penicilina y todo el avance en descubrimiento de principios activos para el tratamiento del sufrimiento humano y las enfermedades, procedimientos diagnósticos y terapéuticos, que tanto beneficio han traído a la humanidad, pero también han añadido un enorme costo  para restituir la salud.

El avance de la Salud Pública ha sido más lento, tímido y menos dramático y aparatoso, en el siglo XIX, se introdujo las “matemáticas médicas”, la estadística, para medir y contar la enfermedad, la aplicación de medidas preventivas como la cuarentena, luego la aparición de las vacunas, por tan solo mencionar algunas, de inmenso beneficio ya no para las poblaciones enfermas, sino para las poblaciones sanas, acciones, de bajo costo, de largo alcance en cuanto a beneficios y menos dramáticas y espectaculares que las acciones clínicas y de menos lucro para el capital, por supuesto.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, los países integrantes del sistema de Naciones Unidas, se empezaron a preocupar por la unificación de acciones de Atención Sanitaria y de Salud Publica, desde entonces se comienza a hablar de Sistemas Públicos de Salud, integrados  por la Atención Sanitaria y los Programas de Salud Pública, más sin embargo, el divorcio de estos dos componentes ha continuado, por la falta de “equidad financiera” entre la Atención Sanitaria y Los Programas de Salud Pública, que privilegian al primero en detrimento del segundo, situación no superada, a pesar del avance de la Salud Pública, luego de la Carta de Ottawa de 1.986, sobre Promoción de Salud como calidad de vida, para muchos autores y expertos, la Nueva Salud Pública, y que entiende la salud como determinada socialmente, para lo cual es necesaria la formulación de Políticas Públicas de Salud, léase política sectorial responsabilidad de los Ministerios de Salud y la formulación Políticas Públicas Saludables (Seguridad Social), que apuntan hacia los determinantes sociales de la salud, política intersectorial que involucra a los Ministerios de Educación, Trabajo, Alimentación, Vivienda, Deporte y Recreación entre otros.

Las crisis periódicas que presentan en nuestro sistema de salud, tiene en parte que ver con el divorcio y desequilibrio financiero anteriormente señalado, conformando desde el punto de vista estructural, una Crisis de Sustentabilidad del Sistema Público Nacional de Salud a saber: Crisis de sustentabilidad política: Déficit de gobernabilidad del sistema. Crisis de sustentabilidad social: Baja capacidad resolutiva y  de respuesta a las expectativas y demandas de la ciudadanía, y Crisis de Sustentabilidad Económica: Crisis de producción de vacunas, medicamentos, equipos diagnósticos y terapéuticos e insumos para el sistema, lo que abordaremos luego con más extensión.

A continuación enumeraremos las características más resaltantes del SPNS en la IV República y en la V República:

Sistema Público de Salud en la IV República

Centrado en la enfermedad y lo asistencial.

La Salud concebida como una mercancía.

Gran debilidad en lo promocional y preventivo en el proceso salud/enfermedad

Predominio del Modelo Médico Hegemónico.

Sistema de Salud fragmentado.

Deuda social en salud acumulada.

Las acciones sanitarias poco coordinadas y articuladas a la Política Social y a las Instituciones Públicas y Comunitarias.

Sistema Público Nacional de Salud en la V República

Misión Barrio Adentro sustentada en Atención Primaria en Salud.

Salud como derecho humano, constitucional y valor social.

Persiste debilidad en lo promocional y preventivo en el proceso salud/enfermedad

Inicio de una Nueva Organización y Modelo de Salud Colectiva.

Sistema de Salud paralelos: Sistema Tradicional de Atención Sanitaria y Barrio Adentro.

Disminución deuda social en salud.

Persiste la poca  articulación de las acciones de salud con la Política Social y las Instituciones Públicas y Comunitarias.

De lo anterior se desprende, que estamos en un momento de transición y crisis, es decir, de peligro y oportunidad para nuestro SPNS, el éxito o el fracaso dependerá de las decisiones y el camino que tomemos, estamos en una crisis gramsciana, “lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer”.


José R. Repullo Labrador y Andreu Segura Benedicto. SALUD PÚBLICA Y SOSTENIBILIDAD DE LOS SISTEMAS PÚBLICOS DE SALUD. Rev Esp Salud Pública. N.º 5 - Septiembre-Octubre 2006

Comentar este post

ANTONIO DISSAPIO 12/11/2009


dentro del contexto histórico y referencial dicho articulo para debatir se ve interesante habría que corregir el deber ser darle su sentido de ser Mujer histórica de todo los tiempos y una
despectivamente sigamos utilizando en pleno siglo xxI la connotación de hembra


Archives

About this blog

CONSULTORIAS Y ASESORIAS EN SALUD PÚBLICA. DOCENTE INVESTIGADOR. ASESOR METODOLOGICO DE TESIS Y DISEÑO CURRICULAR.